¿La familia con más suerte del planeta? Vencen un cáncer y les tocan 72 millones la misma semana

Sonia Davies y su pareja, Keith Reynolds, vivieron una semana de emociones muy fuertes. A ella le acababan de extirpar un tumor y pidió a su hija comprar un billete de lotería compartido para toda la familia. ¿Resultado? 72 millones de euros a repartir.

por Tu otro diario /


Sonia pensó que le había tocado la lotería cuando los médicos la informaron de que el tumor que tenía alojado en la paratiroides había sido extirpado con éxito en la operación quirúrgica a la que se sometió en Florida (Estados Unidos), donde había viajado con su pareja, Keith, desde Gales (Reino Unido), ya que allí hay un hospital líder en el mundo en el tratamiento de ese tipo de tumores.

Pero ese fue solamente el primer golpe de suerte de la semana. En el segundo le tocaría la lotería pero no de modo figurado, sino literalmente, aunque eso ella ni siquiera lo sospechaba en aquel momento.

Cuando salió del hospital, lo primero que hizo Sonia fue llamar a su hija para pedirle que comprase un billete de lotería. Con la diferencia horaria, era ya tarde cuando Stephanie Davies, que vive en Monmouth (Gales), recibió la llamada de su madre.

Sonia y Keith son dos de las personas con más suerte del planeta (The National Lottery).

Sonia y Keith son dos de las personas con más suerte del planeta (The National Lottery).

No obstante, ante la insistencia de Sonia, Stephanie y su marido, Steve, salieron de mala gana a comprar el billete y volvieron a casa refunfuñando por la ocurrencia de Sonia.

La madre y su pareja hicieron coincidir la operación con la graduación de una hija de Keith que está estudiando en Florida. Después de la intervención, todavía estuvieron un par de días más en Estados Unidos y justo el día en que volvían a Europa, mientras esperaban en el aeropuerto para tomar su vuelo, que tenía un retraso considerable, recibieron la llamada de Stephanie. ¡Eran millonarios!

En total, les tocaron más de 61,1 millones de libras, unos 72 millones de euros al cambio, que tendrán que repartir entre Sonia, Keith, Stephanie, Steve y Courtney, la hija menor de Sonia.

Todavía no entienden cómo es posible que la suerte les haya sonreído de una forma tan generosa en la misma semana y, aunque aún tienen que ser prudentes con la recuperación de Sonia, se agarran como a un clavo ardiendo al pronóstico de los médicos, que son muy optimistas sobre la evolución de su enfermedad, que han descubierto a tiempo, antes de que se desarrollase.

Ahora, cada uno de ellos cinco tiene más de 14 millones de euros y ya están pensando en cómo invertirlos. Stephanie y Steve se compraron su casa la pasada Navidad, por lo que ahora podrán pagarla y amueblarla como siempre desearon. También se permitirán algún que otro capricho, como un viaje al Caribe.

Courtney todavía está en la universidad, donde estudia Psicología y lo primero para ella es terminar sus estudios. Dice que se comprará un coche nuevo porque su viejo y desvencijado Volkswagen Fox no tiene ni aire acondicionado.

Sonia y Keith dicen que van a dar una gran fiesta para su familia y amigos. "Ganar es como vivir un sueño", han contado a la página web de The National Lottery. Y sin duda su doble golpe de suerte deja a esta familia con mucho que celebrar. ¡Enhorabuena!