María Victoria termina una maratón a 4.380 metros de altitud en Perú... ¡con 102 años!

Continúa trabajando como vendedora de zumos de maracuyá a su edad y dice que todo se debe a la vida sana que lleva.

por Tu otro diario /


Una de las pruebas de atletismo que tiene más repercusión para el público es la maratón. Su número de participantes, las ciudades donde se celebra o las singularidades de la propia carrera ayudan a que se le preste mayor atención.

María Victoria Rivera (Paramericana Running/Youtube - Fondismo Total/Facebook).

Ahora acaba de celebrarse una de ellas en la región peruana de Pasco. Al tener lugar a más de 4.380 metros de altura sobre el nivel del mar se trata de la prueba de maratón más alta del mundo. En ella ha participado María Victoria Rivera, quien al entrar en el estadio recibió una gran ovación del público que ocupaba las gradas que, puesto en pie, reconocía que había sido capaz de terminarla... ¡a sus 102 años!

Muy conocida por todos, apodada como la ‘Tía Maracuyá’ porque vende zumos de fruta en un mercadillo desde hace treinta años, María Victoria es una persona vitalista que tiene un estado físico envidiable. Dice que se debe a la vida sana que lleva: "Como todo tipo de verduras... poca carne y poco pollo”, argumenta.

Para ella correr es algo habitual en su día a día. Comienza la jornada con un baño de agua helada, que le hace mantenerse activa. No toma pastillas ni va a los médicos. No le hace falta, dice, a pesar del frío de su ciudad, Pasco.

Aunque hace pocos años perdió a su único hijo y ya no le queda familia, mantiene un ánimo y una energía que sorprende a todos los que la ven a diario por las calles.

El día de la carrera dejó por unas horas su pequeño negocio de zumos y se puso su gorra de siempre y su equipación deportiva con el dorsal número 317. Antes de comenzarla realizó los ejercicios de calentamiento habituales para no lesionarse.

Después, a correr. A su paso, sin dejar su ritmo, fue capaz de terminar la XXXIV Maratón 42K. María Victoria acaba de dar un ejemplo de cómo se pueden alcanzar retos con mucha voluntad. Y sin duda teniendo hábitos de vida saludables.