La historia detrás de la foto más tierna de la Navidad, que está arrasando en Internet

La imagen de un bebé dormido en el regazo de Papá Noel, también dormido, está cosechando un éxito increíble en las redes sociales.

por Tu otro diario /


Cuando quedan pocas semanas para que llegue la Navidad los nervios, el entusiasmo y la magia llegan a los más pequeños de cada casa. Son días en que quieren asombrarse con lo que ocurre a su alrededor. Las luces, los decorados, los personajes, la música, la comida, etc. Para casi todos son sus fechas preferidas.

Entre los numerosos atractivos está el de ver y hacerse fotos con Papá Noel. Tocarle la barba, pedirle regalos, escuchar sus consejos y sonreír con él es algo que piden a sus padres con mucha antelación.

I can't believe how adorable our son's pictures with Santa came out. After falling asleep in line waiting, Santa asked...

Posted by Donnie's Daddy Daycare on Jueves, 26 de noviembre de 2015

A un centro comercial de Evansville, en Indiana, Donnie Walkers llevaba hace poco a su hijo Zeke a ver a Santa Claus. El pequeño de seis meses, mientras hacían cola para fotografiarse con él, no pudo aguantar despierto, cayó rendido y se durmió.

- FOTOGALERÍA: Una sesión de fotos que rebosa ternura

Cuando llegaron al sillón donde estaba Santa Claus, al verle tan dormido, hizo una señal a los padres diciéndoles que no le despertaran. Se miraron... le obedecieron... y vieron cómo en ese instante se recostaba sobre el sillón haciéndose él también el dormido, con Zeke en su regazo mientras sostenía en una mano un ejemplar del libro 'Era la víspera de Navidad'.

El padre aprovechó el momento para hacer gran cantidad de fotografías en las que ambos parecían estar profundamente dormidos. Algunas de las imágenes las ha puesto en Facebook donde han recibido una notable repercusión. Ya llevan más de 240.000 compartidos, más de 450.000 'Me gusta' y más de 28.000 comentarios en Facebook, desde el pasado 26 de noviembre.

Donnie, al ver el éxito de sus fotos, resaltó que todo el mundo había sido muy amable con ellos ese día y le hizo especial ilusión que sirvieran para alegrar a la gente.

Sin duda, la Navidad, con esta imagen que parece extraída de un cuento, comienza de la mejor manera posible. Y Zeke, cuando sea más mayor y se vea recostado en Santa Claus, le estará siempre agradecido a él y a sus padres por haberle obedecido.