Mi iPhone va lento... Cómo solucionarlo en 5 sencillos pasos

Los móviles tienden a reducir su velocidad con el paso del tiempo, pero hay maneras de recuperar su agilidad perdida

por Ismael Marinero /


Desde que salieron a la venta los primeros iPhone han corrido ríos de tinta sobre una supuesta obsolescencia programada, un hipotético plan de Apple para reducir la velocidad de procesamiento de sus modelos antiguos para fomentar la compra de nuevos terminales. Como veremos más adelante algo hay de cierto en ello, pero asúmelo, puede haber muchos motivos para que tu iPhone vaya lento, más allá de las maquiavélicas estrategias de los de Cupertino. Ya sea porque acabas de actualizar a una nueva versión de iOS o porque tienes el terminal repleto de aplicaciones y archivos basura, tu iPhone (y tu paciencia) te agradecerán que sigas alguno o varios de estos pasos.

iphone-lento

Un móvil demasiado lento puede desesperar a cualquiera (Freepik)

Reducir la transparencia y los efectos de movimiento

El sistema operativo iOS tiene muchas animaciones que pueden absorber recursos y causar un cierto retraso general en el procesamiento. Puedes desactivarlas fácilmente siguiendo estos pasos. Ve a Configuración > General > Accesibilidad. Una vez ahí, pulsa sobre Reducir movimiento y activa la función.

A continuación, vuelve a la pantalla de Accesibilidad, pulsa en Aumentar contraste y activa la función Reducir transparencia. Así se limitarán los efectos de transparencia, pensados para aumentar la legibilidad del texto, lo que puede servir para acelerar el rendimiento ya que es una tarea gráfica menos que el procesador del dispositivo debe realizar.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Ajustar la gestión del rendimiento

La gestión del rendimiento es una función que ralentiza automáticamente tu iPhone cuando la salud de la batería se ha degradado más allá de cierto punto (de ahí la leyenda negra sobre la obsolescencia programada). Esto evita que el teléfono se apague inesperadamente, pero reduce automáticamente el rendimiento para alargar así la vida útil del terminal.

Desde el lanzamiento de iOS 11.3, los usuarios pueden dirigirse a Ajustes > Batería > Estado de la batería, donde pueden desactivar la gestión del rendimiento. Eso sí, ten en cuenta que si el iPhone experimenta un apagado inesperado, la gestión del rendimiento se activará automáticamente.

Modificar los permisos de ubicación y los ajustes de fondo

Con cierta periodicidad conviene revisar qué aplicaciones tienen acceso a tu ubicación y cuáles tienen permiso para actualizarse en segundo plano. Si tienes montones de aplicaciones instaladas y se actualizan constantemente, tu iPhone irá más lento de lo habitual y la batería se agotará más rápidamente.

Para solucionarlo, ve a Configuración > General > Background App Refresh. Puedes desactivar la función por completo o elegir individualmente qué aplicaciones pueden refrescar los datos en segundo plano.

Para modificar qué aplicaciones pueden consultar tu ubicación, ve a Configuración > Privacidad > Servicios de localización, y aparecerá la lista de aplicaciones, en la que puedes elegir cuáles tienen permiso para acceder a tu ubicación. Te recomendamos dejar que la mayoría de las aplicaciones accedan a tu ubicación únicamente mientras las estás utilizando. Así evitarás que utilicen tu ubicación en segundo plano sin tu conocimiento.

Liberar espacio

Un iPhone al que le queda poco espacio de almacenamiento tiende a funcionar más lentamente. Puedes aligerar la memoria eliminando, descargando o moviendo a la nube las aplicaciones, fotos, música y vídeos que ya no necesitas.

Ve a Configuración > General > Almacenamiento y uso de iCloud. Una vez ahí, pulsa en Administrar almacenamiento. El iPhone te mostrará un colorido gráfico en el que figura cuánto espacio estás usando y cuánto espacio libre te queda. Debajo del gráfico encontrarás algunas recomendaciones sobre cómo ahorrar espacio en disco, incluyendo la posibilidad de descargar aplicaciones no utilizadas, habilitar iCloud Photo Library, eliminar automáticamente conversaciones antiguas (textos y archivos adjuntos de más de un año de antigüedad) y revisar archivos adjuntos de gran tamaño.

RELACIONADO: Un móvil que se carga en 13 minutos y una batería que dura 50 días

Reiniciar el iPhone

Si nada de lo anterior funciona, a veces un iPhone lento tiene un arreglo tan simple como apagar y volver a encender. Si llevas varios días o semanas utilizándolo sin apagarlo, dale un respiro y deja que reinicie todos los procesos.

Si aún así la cosa no mejora, para hacer lo que se denomina 'soft reboot' mantén pulsados al mismo tiempo los botones de Inicio y Encendido durante varios segundos, hasta que veas el logotipo de la manzana. Si tienes un iPhone 8 o un iPhone X, pulsa el botón de Subir volúmen, luego el de Bajar volúmen y, a continuación, el botón de encendido hasta que la pantalla se ponga negra y el logotipo de Apple vuelva a aparecer.