Pedro Sánchez y Pablo Iglesias encaran una nueva reunión sin cambiar sus posiciones

El candidato socialista insiste en su propuesta a Iglesias de un gobierno de cooperación con acuerdo programático y parlamentario y con presencia de Unidas Podemos en la administración, aunque no en el Consejo de Ministros

por EFE /


El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, busca este martes desbloquear la negociación de su investidura con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, aunque ambos mantienen sus respectivas posiciones y no parece que de momento ninguno de los dos vaya a ceder. El candidato socialista insiste en su propuesta a Iglesias de un gobierno de cooperación con acuerdo programático y parlamentario y con presencia de Unidas Podemos en la administración, aunque no en el Consejo de Ministros.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias encaran una nueva reunión sin cambiar sus posiciones

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (izquierda) junto al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias (derecha), (Getty Images). 

Sánchez además asegura haberse movido para buscar el favor de Iglesias: La semana pasada propuso la entrada en el Ejecutivo de independientes que pueda proponer Unidas Podemos y ayer el PSOE aprobó un documento para negociar basado en el programa electoral de los socialistas. Iglesias, sin embargo, considera que el presidente del Gobierno en funciones no está dando pasos para el acuerdo y este lunes consideró el documento un mero "cortapega" del programa del PSOE que no concreta ni cifras ni plazos para las medidas.

RELACIONADO: Pedro Sánchez encara otra ronda de reuniones sin ceder a la coalición con Podemos

Para el líder de Unidas Podemos, Sánchez quiere ser investido "a toda costa" independientemente del programa y le reprocha que siga buscando la abstención de PP y Cs. El líder de la formación morada planteará a Sánchez "una negociación integral de gobierno" y de equipos de gobierno porque, en su opinión, cuando los programas no van acompañados de equipos "se quedan en papel mojado".

Sánchez e Iglesias se reunirán este martes en el Congreso en esta ronda que se produce a solo doce días del inicio del debate de investidura. La reunión con iglesias no será la única de la jornada para Sánchez, quien por la tarde se verá con el líder del PP, Pablo Casado, a quien el presidente no ha dejado de pedir la abstención de los populares.

Casado ha insistido en todo momento en que votará en contra de la investidura aunque se ha mostrado dispuesto a negociar con Sánchez grandes pactos a lo largo de la legislatura. No habrá reunión entre Sánchez y el líder de CiudadanosAlbert Rivera, porque este último ha vuelto a rechazar la petición de un encuentro por parte del candidato socialista. El Gobierno espera que la reunión entre Sánchez e Iglesias sirva para desbloquear la negociación.

RELACIONADO: Pedro Sánchez desoye la propuesta de Pablo Iglesias y mantiene su oferta sin coalición

Pero los socialistas insisten en un Gobierno monocolor y la Comisión Permanente de la Ejecutiva aprobó este lunes por unanimidad esta estrategia de Sánchez, mientras que Iglesias insistió en que su formación política ya ha hecho cesiones para el acuerdo. Y advirtió a Sánchez de que lo mejor es "hacer los deberes" en julio y no dejar la investidura para septiembre. Y mientras, sigue ahí el fantasma de una repetición electoral, porque si no sale adelante la investidura este mes se pondrá en marcha el calendario, y si no hay acuerdo en dos meses tras un primer intento fallido, se convocarán los comicios.