¿Qué hay tras los problemas de WhatsApp, Instagram y Facebook?

Estas redes sociales recuperan la normalidad tras haber sufrido durante horas una caída generalizada

por Juan Antonio Marín /


La teoría del ‘efecto mariposa’ dice que el aleteo de uno de estos insectos en un extremo del mundo podría desencadenar un huracán en el extremo opuesto. Es una exageración, pero sirve para explicar cómo se desatan, a grandes rasgos, los problemas con las redes sociales. Un complejo entramado de servidores es capaz de hacer que funcionen a diario para miles de millones de usuarios y que nunca se rompan. ¿Nunca? Este mismo miércoles, Facebook sufría problemas, con todo lo que esto conlleva, es decir, WhatsApp e Instagram también lo sufrieron. Pero, ¿qué pasó exactamente?

whatsapp-caida-generalizada-mundial

WhatsApp (Pixabay).

Si en la jornada del miércoles intentaste enviar un audio por WhatsApp es muy probable que experimentaras la frustrante sensación de que la aplicación se quedaba 'pensando' sin enviar el mensaje, o bien, que no pudieras descargar el archivo o la fotografía que te acababan de enviar. Que no cunda el pánico, fue un error generalizado de las redes de Facebook, que afectó a sus servidores durante unas diez horas.

Cuando fue detectado, desde Facebook lanzaban el siguiente comunicado:

El problema terminó por resolverse hacia las 3 de la mañana, hora española.

Una caída que afectó también a las redes sociales de la compañía, comenzando por la misma Facebook, que mostraba problemas de carga en muchos de sus contenidos o en Instagram, donde los tiempos de carga se eternizaban o, directamente, no se cargaba nada.

La mayor parte de este problema se concentró en Europa, concretamente, en el extremo oeste de Rusia y en países del norte como Alemania, Francia, Dinamarca, parte del Reino Unido y España. Fuera del continente, también se reportaron problemas más aislados en algunas zonas de Estados Unidos, India y Japón.

¿Por qué se cae WhatsApp?

Las razones por las que una red social pueda tener problemas a nivel mundial puede deberse a muchos factores. Desde errores humanos, pasando por un crecimiento del número de usuarios que supera a las propias infraestructuras de la compañía, catástrofes naturales que puedan afectar al rendimiento de los servidores… Las posibilidades son múltilples, aunque las grandes compañías de internet se protegen de este tipo de incidentes con una extensa red de servidores, que puedan garantizar el correcto funcionamiento de la red.

RELACIONADO: WhatsApp dice adiós a estos móviles... Comprueba si te afecta

Sin embargo, parece que la mala suerte o este tipo de errores se han cebado este año con WhatsApp. La aplicación de mensajería propiedad de Facebook ha sufrido esta semana su tercera caída del año, después de las registradas en marzo y abril. Fallos que, debido al gran número de usuarios activos de este conglomerado de servicios, afectan a millones de usuarios cada vez que se producen.

¿Qué hacer ante una caída de redes sociales?

Poco se puede hacer ante una situación de este tipo. Si el servicio no funciona por un problema técnico, la única solución es esperar hasta que se restablezca la normalidad.

RELACIONADO: WhatsApp contra Telegram ¿cuál es mejor?

Si se necesita realizar una comunicación urgente, otra opción es utilizar servicios de comunicación similares, como Telegram (que suele engordar su nómina de usuarios con cada caída de WhatsApp), Twitter (donde los memes no perdonan a Facebook) o, incluso, los viejos mensajes de texto.