Cómo utilizar un altavoz inteligente y proteger tu privacidad

Los asistentes virtuales pueden facilitarnos la vida pero también suponen un riesgo para nuestros datos si no los configuramos adecuadamente

por Ismael Marinero /


Los altavoces inteligentes son los gadgets que más han crecido en ventas en el último año, pese a las continuas noticias sobre sus vulnerabilidades y el riesgo que suponen para la privacidad de sus usuarios. El último movimiento de los gigantes tecnológicos para reforzar la confianza de sus clientes en este tipo de dispositivos lo ha dado Amazon, que ahora permite pedir por comando de voz a Alexa, su asistente virtual, que elimine las grabaciones guardadas en los servidores de la compañía.

HomePod

Un usuario utilizando el HomePod de Apple, uno de los altavoces inteligentes más seguros (Getty Images)

En el comunicado publicado por la compañía de Jeff Bezos también se habla de un nuevo centro de privacidad de Alexa, que ofrecerá a los usuarios más información sobre "cómo se diseñan los dispositivos Echo y los controles que tienes sobre tu experiencia con Alexa”. Hasta la fecha, para borrar tu historial de voz tenías que abrir la aplicación de Alexa en el teléfono o entrando en la opción Privacidad de Alexa asociada a tu cuenta de Amazon en el PC.

Si tienes un Amazon Echo, un Google Home o un HomePod de Apple, hay un montón de configuraciones y funciones que puedes modificar si te preocupa la protección de tus conversaciones y la privacidad de tus datos personales. No sólo por las compañías, que en gran medida se financian comercializando esos datos, sino también por los posibles ataques de hackers o ciberdelincuentes.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

A continuación te ofrecemos una serie de consejos útiles para que nadie se aproveche de las vulnerabilidades de tu altavoz inteligente.

1. Ten cuidado con lo que conectas

Los altavoces inteligentes pueden convertirse en un centro para tener todos tus dispositivos conectados, desde el teléfono móvil hasta las luces, el termostato o la televisión. Ten cuidado y no conectes elementos clave, como la cerradura de la puerta o una cámara de vigilancia.

2. Ten cuidado con lo que compartes

Hay mucha información que no quieres que tu asistente de voz conozca. Esto incluye tus contraseñas, la información de tu tarjeta de crédito o tu número de la Seguridad Social. Recuerda, es posible que cualquier persona acceda a tu información confidencial con sólo pedírsela amablemente a uno de estos dispositivos.

3. Apaga el micrófono cuando no lo utilices

Silenciar el dispositivo cuando no lo estés utilizando es la manera más fácil de conseguir que deje de escuchar. Tanto el Amazon Echo, como el Google Home o el HomePod disponen de botones bien visibles para realizar esta acción.

4. Desactiva las compras

Si en la configuración del aparato activas la opción de comprar, cualquier persona con acceso a él puede buscarte la ruina. ¿La solución? Añade una contraseña de compra y mantenla en secreto.

RELACIONADO: ¿Qué datos comparten tus dispositivos inteligentes?

5. Utiliza una red segura

La conexión a una red Wi-Fi que utilice cifrado WPA2 es imprescindible. Otra opción es crear una red Wi-Fi específica para invitados y dispositivos no seguros.

6. Refuerza tus contraseñas

Protege la cuenta de servicio vinculada a tu dispositivo con una contraseña segura. Si está disponible, utiliza la autenticación de doble factor, para asegurarte de que sólo tú puedes acceder a él. Esto puede impedir que cualquier persona que tenga acceso a la cuenta escuche de forma remota.

7. Elimina los registros de voz periódicamente

Ya sea por voz, como permiten ahora los Amazon Echo, o a través de sus aplicaciones y páginas web, te recomendamos que borres con regularidad las grabaciones que se almacenan automáticamente en los servidores de Amazon, Google y Apple.