Claudia, la niña superdotada de 2 años que lee, escribe poesías y toca el piano

La pequeña, que es de Granada y tiene un cociente intelectual de 146, aprendió a leer antes de cumplir el año

por Tu otro diario /


Con solo dos años y medio, la pequeña Claudia Aranda está a punto de publicar su primer libro, 'Calíope', una recopilación de las poesías que a su corta edad ya ha escrito y que sus padres han ido guardando. Ellos son los primeros sorprendidos por los increíbles talentos de su hija, que tiene un cociente intelectual de 146, algo que no alcanza ni un 1 por ciento de la población (Se considera que una persona tiene altas capacidades cuando cuenta con un coeficiente superior a 130).

Claudia Aranda

Claudia Aranda tiene un cociente intelectual de 146 y, con solo 2 años, sabe leer, escribir y tocar el piano (Captura de pantalla de 'Informativos Telecinco')

Antes de cumplir el año, con 11 meses, cuando la mayoría de los niños aún no saben hablar, ella aprendió a leer. Ahora no solo lee textos, sino también pentagramas y, además, sabe tocar el piano. "Cualquier cosa que tenga un razonamiento lógico se le puede enseñar. En quince minutos ha aprendido algo nuevo", explica su madre, Sandra, en una entrevista al periódico 'Ideal' en su casa de la localidad granadina de Almuñécar, donde reside la familia. "A veces yo estudio por las noches para poder ayudarle a aprender cosas nuevas por la mañana", confiesa. 

RELACIONADO: La niña más lista de Inglaterra tiene 3 años y un cociente intelectual superior al de Einstein

También es capaz de recitar de memoria poesías de cierta complejidad, reconoce más de 300 obras de arte y localiza países y ríos en un mapa. Aunque enseguida sus padres se dieron cuenta de que Claudia aprendía más rápido de lo normal, fue al aprender a leer cuando descubrieron que era una niña diferente.

Claudia toca el piano

Claudia, tocando el piano al tiempo que lee las notas musicales anotadas por ella misma en un cuaderno (Captura de pantalla de 'Informativos Telecinco')

Ahora, lo que les preocupa es que reciba la atención que precisa cuando vaya al colegio porque son conscientes de la importancia de "que tenga una respuesta educativa" adaptada a sus capacidades. Como indica la directora de la clínica Isep de psicología clínica y salud en Granada, Noemí Fernández, en 'Ideal', es fundamental que niños como Claudia reciban la motivación adecuada y la atención a su desarrollo social y emocional que requieren.

RELACIONADO: ¿Sabes cuántos niños superdotados han sido detectados en España?

Aunque el suyo es un caso excepcional, Claudia no deja de ser una niña y, como tal, después de leer, de escribir, de tocar el piano… lo que quiere es jugar, dibujar y, sobre todo, ir al parque.