Ikea presenta muebles robotizados para optimizar el espacio

La compañía sueca lanzará en 2020 el sistema de mobiliario Rognan, desarrollado en colaboración con el ingeniero donostiarra Hasier Larrea y su empresa, Ori Living

por Ismael Marinero /


Las viviendas son cada vez más pequeñas y, en ocasiones, hay que renunciar a ciertos muebles y comodidades en favor de otros. ¿Cómo solucionar los problemas de los espacios reducidos de una vez por todas? Ikea dice tener la respuesta y planea empezar a vender en Hong Kong y Japón en 2020 un nuevo sistema de muebles robotizados, un todo-en-uno capaz de convertir una unidad de almacenamiento y un sofá en una cama y un armario... y viceversa.

ikea-rognan

Primera imagen del sistema Rognan, desarrollado por Ikea en colaboración con Ori Living (Ikea). 

Esta nueva línea de muebles, basada en la colección Platsa de la compañía sueca, se llama Rognan y está diseñada para optimizar el espacio del hogar, permitiendo que sus habitantes interactúen con su casa de la forma más útil y eficiente posible. "Llevamos mucho tiempo trabajando en el desarrollo de soluciones para la vivienda en espacios reducidos. Algunos de los mayores retos en los hogares son el almacenamiento y la búsqueda de un lugar para realizar todas las actividades que uno desee", declaró Seana Strawn, desarrolladora de productos e innovaciones de Ikea. "Este es el caso de las grandes ciudades, donde los habitantes tienen limitadas las funciones de cada estancia. Queríamos cambiar eso".

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

La unidad, controlada por un touchpad o panel táctil, puede quedarse junto a la pared o deslizarse para dividir una habitación en dos espacios, y contiene una cama, un escritorio, varios armarios y un sofá que el usuario puede sacar siempre que lo necesite. Según los cálculos de Ikea, Rognan puede liberar hasta ocho metros cuadrados de espacio, que sobre el papel puede parecer poco, pero en una vivienda de menos de 40 m2 supone un cambio drástico. "En lugar de hacer los muebles más pequeños, los transformamos a la función que necesitas en cada momento. Cuando duermes no necesitas el sofá. Cuando usas el guardarropa no necesitas la cama", continúa Strawn.

Detrás de la patente está Ori Living, compañía estadounidense dirigida por el ingeniero donostiarra Hasier Larrea que, junto al profesor del MIT Kent Larson, utilizó su paso por el célebre Media Lab de la universidad para gestar este ambicioso proyecto. Las conversaciones entre su empresa e Ikea han estado en marcha durante los últimos dos años y, según señalan, la serie Rognan será sólo el primer paso de su colaboración. "Los estadounidenses han estado viviendo a lo grande en espacios pequeños gracias a los interiores robóticos de Ori desde que introdujimos nuestro primer producto comercial hace dos años. Casi al mismo tiempo, empezamos a trabajar con Ikea", explicó Larrea en un comunicado. "Compartimos la pasión de Ikea por permitir que la gente aproveche al máximo sus espacios vitales, y esperamos poder ayudar a que esto se haga realidad”.

RELACIONADO: Estas apps te permiten ver cómo quedarían los muebles antes de comprarlos

Hasta el momento, uno de los problemas de los muebles robotizados de Ori era su elevado precio, que no estaba acorde al sueldo medio de la gente que más necesita este tipo de soluciones y no se puede permitir viviendas de mayores dimensiones. Gracias a la cadena de fabricación y suministro de Ikea, lo más probable es que el precio final, todavía por confirmar, sea más competitivo.