Condenado a indemnizar a su exmujer con 157.000 euros por hacer las tareas domésticas durante 30 años

La mujer es licenciada en Economía, pero dejó su profesión para dedicarse a los cuidados de los hijos y del hogar mientras el hombre trabajaba fuera de casa

por Tu otro diario /


"La dependencia económica de las esposas frente a sus maridos es uno de los mecanismos centrales mediante los cuales se subordina a las mujeres en la sociedad". Así argumenta el inédito fallo de un juzgado argenino la condena a un hombre a indemnizar con 8 millones de pesos (157.000 euros) a su exmujer y que recoge el diario 'Clarín'. El motivo es que ella abandonó su profesión para dedicarse al hogar y a la familia durante los casi 30 años que duró el matrimonio.

Tareas domésticas

La mujer era licenciada en Economía, pero abandonó su carrera y su empleo por dedicarse a su familia durante los casi 30 años que duró el matrimonio (Cordon Press)

"En la mayoría de las familias las mujeres todavía asumen principalmente la carga de las tareas domésticas y el cuidado de los hijos, aun cuando desempeñan alguna actividad externa", continúa el fallo emitido por la jueza Victoria Famá, del Juzgado Nacional en lo Civil Nº 92 de Argentina.

RELACIONADO: Nieves, una madre que pasó de 'tenerlo todo' a 'no tener para comer' tras su separación

Ella es licenciada en Economía y, cuando firmaron el divorcio, en 2011, ya había cumplido los 60 años, edad ya más próxima a la jubilación que le impedía retomar su carrera profesional. Además del fin del proyecto familiar, la separación le provocó graves consecuencias económicas a la mujer, pues el que obtenía los ingresos era él.

Divorcio

La indenmización de 157.000 euros del hombre a su exmujer pretende 'reequilibrar la situación económica dispar de los cónyuges' (GTresonline)

La sentencia destaca que ella sacrificó su desarrollo profesional en favor de la familia y especifica que la cuantía de la condena no sería la misma si la afectada no tuviera formación o no hubiera abandonado su trabajo. Por tanto, los 157.000 euros fijados como indemnización después de casi tres décadas de matrimonio es una suma "razonable a fin de reequilibrar la situación económica dispar de los cónyuges resultante del matrimonio y su ruptura", según se indica en el texto.

Laura Gabriela Carranza Acuña, la abogada de la mujer, comenta en declaraciones a 'Clarín', "es un fallo inédito por los montos, es muy elevada la cifra", pero destaca que "lo que aquí se demostró es que tiene el derecho a la compensación económica, siempre y cuando se acredite cuál es la incidencia que ha tenido en la persona el divorcio y, por lo tanto, sus consecuencias".