La increíble proeza de Amanda, la mujer que logró sobrevivir dos semanas perdida en un bosque de Hawái

Sus familiares ya habían perdido la esperanza de encontrarla con vida, pero ella subsistió comiendo bayas silvestres y bebiendo agua de un arroyo

por Tu otro diario /


Amanda Eller, de 35 años, desapareció el pasado 8 de mayo Reserva Forestal de Makawao, en Hawái (Estados Unidos), un profundo bosque en el que se desplegó un amplio dispositivo de rescate para tratar de localizarla. Decenas de voluntarios, policías y bomberos llevaban 16 días buscando, sin éxito, a la joven con helicópteros, drones y perros de rastreo. Su familia ya había perdido toda esperanza de encontrarla con vida, pero Amanda ha demostrado ser una auténtica superviviente.

Amanda Eller

La fortaleza física y mental de Amanda Eller, de 35 años, le ha permitido sobrevivir más de dos semanas perdida en un bosque de Hawái (Findamanda)

La mujer, que reside en la isla de Hawái, salió ese día a pasear por la Reserva Forestal, pero se adentró tanto en el bosque que se perdió. Se pasó ese día y los dos siguientes intentando volver al camino en el que había aparcado su coche -que localizaría el equipo de rescate-, pero no lo consiguió.

RELACIONADO: Encuentran a la otra gemela irlandesa desaparecida desde hacía cinco días en Madrid

Al comprobar que era incapaz de regresar, tuvo claro que su objetivo era sobrevivir y, a pesar de todos los obstáculos… ¡vaya si lo logró! Decidió alimentarse a base de bayas silvestres y beber de un arroyo cercano. Había resuelto cómo no morir de inanición, pero los problemas le fueron surgiendo uno detrás de otro.

Al tercer día, Amanda se resbaló y cayó por un barrando de seis metros. Por suerte, sobrevivió, pero se rompió una pierna, lo que le dificultó enormemente las cosas. Después, encontró una cueva en la que pasar la noche y allí dormía, arropándose "con helechos o con lo que encontrara", como explica una de sus amigas de la infancia, Katie York, al periódico ‘The Guardian’.

Al cuarto día, sufrió una nueva contrariedad: llovió tanto que hubo una inundación en la cueva y el agua se llevó sus zapatos, por lo que tuvo que andar descalza por el bosque durante más de diez días. Aun así, "lo que peor llevó fue el frío", según Katie, pero Amanda resistió.

Amanda Eller y equipo de rescate

En la imagen se aprecia la profundidad de la Reserva Forestal de Makawao, donde se perdió Amanda (Findamanda)

Cuando, el pasado viernes, los tripulantes de un helicóptero la vieron de lejos haciéndoles señales con los brazos, no se lo podían creer. Formaban parte del equipo de rescate y, rápidamente, bajaron a por ella. Habían pasado nada menos que 16 días desde que su marido denunció su desaparición al comprobar que no llegaba a casa para la cena. "Empezábamos a perder la esperanza", confiesa su padre a 'The Guardian'. "Cuando recibí la llamada, al principio pensé que era una broma, casi no podía creerlo".

RELACIONADO: Más noticias sobre personas desaparecidas en 'Tu Otro Diario'

Por suerte, era verdad. Aunque con nueve kilos menos y con la pierna malherida, Amanda se encuentra sana y salva y se recupera en el hospital de Maui, en Hawái.