Trágica muerte de 6 miembros de la misma familia que habían viajado a Chile para celebrar un cumpleaños

Las víctimas, procedentes de Brasil, son un matrimonio y sus dos hijos adolescentes, además del hermano de la mujer y su pareja

por Tu otro diario /


Lo que comenzó siendo una feliz celebración familiar ha terminado en una enorme tragedia. Tanto en Chile como en Brasil la conmoción es enorme por la muerte de seis miembros de una misma familia brasileña en un apartamento en el centro de Santiago de Chile. Según la investigación, el matrimonio compuesto por Fabiano de Souza, de 41 años, su mujer, Débora Muniz, de 38, y sus dos hijos, Karoliny y Felipe, de 14 y 13, junto con el hermano de la mujer, Jonathas Nascimento, de 30, y su pareja Adriane Kruger, de 27, fallecieron en una casa de alquiler vacacional como consecuencia de un escape de monóxido de carbono. 

Familia brasileña (Facebook)

La familia había organizado el viaje para celebrar el cumpleaños de la hija, que hacía 15 años (Facebook).

La familia había organizado este especial viaje para celebrar el 15 cumpleaños de la hija del matrimonio, que habría tenido lugar el pasado viernes 24 de mayo. Sin embargo, todo se torció desde el principio: al poco de llegar se enteraron del fallecimiento de la madre de Débora y Jonathas tras una larga enfermedad y ya estaban planeando su regreso a Brasil para darle su último adiós. Fue entonces cuando comenzaron a encontrarse mal y hasta sospecharon que podían estar intoxicados

RELACIONADO: Más noticias de sucesos en 'Tu Otro Diario'

Contactaron con familiares suyos en Brasil a quienes, según medios chilenos, Débora les dijo que estaba muy preocupada, especialmente por su hijo. "Estamos contaminados por alguna cosa, ahora estamos en estado de shock. Yo creo que todos nos contaminados con un virus que paraliza las articulaciones y causa mareos y vómito". Lo que no podían sospechar es que el problema estuviera en el propio edificio. Nadie sabía lo que estaba pasando.

Amigos y familaires, consternados por la muerte de la familia (Captura de pantalla de Globo 1). 

Amigos y familiares, consternados por la muerte de sus allegados (Captura de pantalla de Globo 1). 

Según pasaba el tiempo y ante la ausencia de más noticias, los familiares dieron la voz de alarma a la autoridades y el caso llegó al Consulado de Brasil en Santiago de Chile. Desde allí mandaron a un funcionario con agentes de la Policía al apartamento donde, al llegar, ya percibieron un extraño olor. Por desgracia, los encontraron a todos muertos. Al parecer, el piso no tenía el certificado de uso de gas actualizado y no estaba en condiciones de ser alquilado. De momento no ha trascendido la identidad del dueño, pero la plataforma de alquiler vacacional Airbnb ya ha anunciado que se hará cargo de los gastos de la repatriación de los cuerpos en un caso en el que las responsabilidades aún están por esclarecer.