Estas son las contundentes pruebas de los investigadores contra el acusado de matar a Janet Jumillas

Los investigadores se centran ahora en hallar el paradero del cuerpo sin vida de esta mujer de 39 años, madre de dos hijos pequeños

por Tu otro diario /


El caso de Janet Jumillas ha conmocionado a las localidades barcelonesas de Viladecans, donde residía, y Cornellà de Llobregat, donde se perdió la pista y donde los investigadores creen que fue asesinada. Allí detuvieron a Aitor G., que está acusado de haberla matado y haber ocultado su cuerpo. Según ha publicado 'El Periódico de Cataluña', el acusado y su amigo Cristian K., acusado de encubrir el crimen, se deshicieron de varias pruebas, como tres fregonas manchadas de sangre de Janet, los restos de unas gafas de la víctima, una cuerda con pelos de ella y unos guantes de látex.

Janet Jumillas

Uno de los detenidos por el crimen de Janet, conducido por los agentes (EFE).

De hecho, ese fue el desencadenante de su detención. Los Mossos d'Esquadra, que vigilaban de cerca a Aitor y a Cristian, observaron cómo salían de su casa de Cornellà comportándose de un modo que les pareció "extraño". Se acercaron hasta un contenedor y allí tiraron varias bolsas de basura. Los dos parecían tener una actitud vigilante, como si intentaran evitar que les vieran. Cuando se fueron tras depositar el contenido de las bolsas en el contenedor, los agentes se hicieron con los objetos y comprobaron que podían ser las pruebas del crimen.

RELACIONADO: Un año de desgracias para los padres de Janet, que han perdido a tres de sus cinco hijos

Se trataba de tres mochos de fregona "manchados por una sustancia roja". Luego se comprobó, al inspeccionarlos en el laboratorio, que se trataba de sangre de Janet Jumillas, la mujer de 29 años desaparecida desde el 13 de marzo. Además, en las bolsas había restos de vidrio de unas gafas. Al comprobar el modelo de la montura y la graduación así como el tipo de lentes, llegaron hasta una óptica donde Janet habría comprado esas gafas. Una cuerda con pelos del mismo tipo y color de la víctima y unos guantes de látex completan las pruebas que llevaron a los Mossos d'Esquadra a detener a los dos hombres.

RELACIONADO: Las detenciones tuvieron lugar el pasado 7 de mayo en Cornellà

Gracias a estos objetos se logró la orden de detención y la de registro de la vivienda de Aitor, donde se descubrieron también indicios del crimen. Por todo ello, el juez encargado del caso ordenó prisión comunicada y sin fianza para Aitor, mientras que Cristian fue puesto en libertad con cargos por "colaboración directa" en los hechos posteriores al crimen, aunque falta por saber su grado de implicación y si ayudó a su amigo sabiendo o ignorando lo que había hecho.

Janet Jumillas

Janet Jumillas desapareció sin dejar rastro el 13 de marzo (SOS Desaparecidos).

Las investigaciones se centran ahora en tratar de encontrar el cuerpo sin vida de Janet, ya que Aitor no ha confesado ser el autor de los hechos ni ha conducido a los investigadores hasta el cadáver. Confían en que el rastreo del teléfono móvil del presunto asesino les pueda llevar hasta el lugar donde lo ocultó, aunque hasta ahora no se han producido avances significativos en este sentido.

RELACIONADO: En la casa de Aitor también se hallaron indicios de una muerte violenta

Janet Jumillas desapareció el pasado 13 de marzo tras llevar a sus dos hijos pequeños al colegio en Viladecans, donde residía. Fue a la cercana localidad de Cornellà donde se le perdió la pista, a plena luz del día y sin que nadie hubiera visto nada sospechoso. Los investigadores trabajan con la hipótesis de que fue por su propia voluntad a la casa de Aitor, a quien conocía. La vivienda está a unos 300 metros de la Delegación de Hacienda junto a la que se encontró el coche de la víctima, y Janet nunca habría salido de allí.