¿Enterarte de que estás embarazada minutos antes de dar a luz es posible? A esta joven le ha ocurrido

Su embarazo duró los nueve meses habituales, pero la ausencia total de síntomas no le hizo sospechar nada hasta el último momento

por Tu otro diario /


Emmalouise Leggate es una joven escocesa de 18 años a quien le ha ocurrido algo totalmente insólito. Se fue a dormir una noche sin notar nada fuera de lo normal y, por la mañana… ¡se despertó con dolores de parto! Ya era mamá de otra niña, así que reconoció de inmediato lo que estaba ocurriendo y acudió al hospital acompañada por su abuela, pero tan solo 45 minutos después de despertarse -y, por tanto, de darse cuenta de que estaba embarazada- dio a luz.

Emmalouise Leggate

Emmalouise Leggate se enteró de que estaba embarazada 45 minutos antes de dar a luz (Facebook/Emmalouise Leggate)

Ni siquiera llegó a tiempo de ser atendida y el parto tuvo lugar en el aparcamiento del centro hospitalario. Trajo al mundo a una preciosa niña, Ciara Louise Lamont.

RELACIONADO: Inaudita la historia de esta mamá que se enteró de que estaba embarazada media hora antes de dar a luz

Cuando se despertó, además de sentir los tremendos dolores propios del parto, vio el bulto en su vientre que no se había mostrado hasta el momento. Según le confirmaron después los médicos, su gestación tuvo una duración normal, de nueve meses, pero ella no llegó a sospechar nada porque no engordó.

"No me lo podía creer", asegura la chica en una entrevista al periódico 'The Mirror'. "No me había hecho la prueba de embarazo porque no había tenido ningún síntoma". Tampoco sintió en ningún momento las patadas de la bebé.

La única explicación que los ginecólogos le dieron a que no engordara es que "el feto pudo haber estado sentado en la parte baja de la espalda", algo que sería bastante común.

Emmalouise Leggate y Sean Lamont

Emmalouise, junto a la pequeña Ciara, su hija mayor y su pareja y padre de las niñas, Sean Lamont (Facebook/Emmalouise Leggate)

Pese a este embarazo tan extraordinario, Ciara Louise, nació completamente sana. "Tuvimos mucha suerte de que todo saliera bien", comenta Emmalouise.

RELACIONADO: Madre por sorpresa tras llamar a urgencias por un terrible dolor y resultó estar de parto

La joven mamá explica que, nada más dar a luz, ella y la bebé fueron sometidas a un examen médico porque no existía ningún informe: "Tuvieron que sacarnos sangre en ese momento porque no sabían si había algo que podría estar mal con ella".

Emmalouise Leggate ha contado su historia nueve meses después de este parto de película, que fue el pasado 17 de julio. Por inaudito que fuera, lo tiene claro: "Fue lo mejor que pudo haber ocurrido".