El abogado del asesino confeso de Laura Luelmo pedirá su puesta en libertad

La defensa de Bernardo Montoya considera que 'no se han cumplido' todas las garantías judiciales de su representado

por Europa Press /


Bernardo Montoya, investigado por la muerte la joven profesora Laura Luelmo en la localidad onubense de El Campillo el pasado mes de diciembre, podría salir de prisión. Su abogado, Miguel Rivera, ha anunciado que va a solicitar su puesta en libertad. El motivo es, según el letrado, que "no se han cumplido" todas las garantías judiciales a las que tiene derecho como procesado, por lo que solicitará su puesta en libertad. Rivera ha señalado que durante esta semana atenderá a informes del Consejo General del Poder Judicial, resoluciones del Tribunal Supremo así como otros documentos judiciales "para realizar una solicitud oficial" que tenga "fundamentos firmes" y no presente "fisuras".

Bernardo Montoya

Bernardo Montoya, conducido por agentes de la Guardia Civil tras su detención (EFE)

En ese sentido, el representante legal de Bernardo Montoya ha indicado que entre el próximo lunes y el próximo martes presentará la solicitud de puesta en libertad "debidamente justificada" ante el Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino (Huelva), órgano judicial que investiga el caso.

RELACIONADO: Bernardo Montoya se retracta ante el juez y culpa a su exnovia del crimen de Laura Luelmo

Cabe recordar que la primera declaración ante la juez del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino de Bernardo Montoya, en la que confesó la autoría del crimen, no se grabó correctamente al no estar conectado un cable de audio en el equipo informático.

Ante esta situación, Miguel Rivera indicó a Europa Press que el que no se haya registrado esa confesión y habiendo una segunda declaración exculpatoria del propio Montoya, unido a que algunas garantías procesales "brillan por su ausencia", se podría solicitar la puesta en libertad de su representado.

Miguel Rivera

Miguel Rivera, abogado de Bernardo Montoya (Europa Press)

Por otro lado, la Fiscalía de Huelva señaló que la no grabación de la confesión de Montoya "no afecta" a la investigación al existir una transcripción elaborada por una letrada de la Administración de Justicia.

RELACIONADO: Las pruebas científicas desmienten al asesino confeso de Laura Luelmo y evidencian su crueldad

Según indicaron fuentes de la Fiscalía a Europa Press, la transcripción de la declaración tiene "la misma validez" que una grabación de audio, si bien apuntaron que ésta "no tiene la literalidad y la apreciación" que el audio en sí. En ese sentido, el Ministerio Público apuntó que anteriormente no existía esta tecnología y las transcripciones eran la prueba válida de las declaraciones en las instrucciones y los juicios.