Juicio a Anne Delvey, la falsa heredera que se infiltró en la alta sociedad de Nueva York

La joven, de 28 años, estafó a hoteles, negocios y amigos, y ahora se enfrenta a una pena de hasta 15 años de cárcel en Estados Unidos

por Tu otro diario /


De las habitaciones de hotel más lujosas de Nueva York a una humilde celda en la prisión de Rikers Island. Así ha sido la ascensión y caída en desgracia de Anne Delvey, una joven de 28 años que engañó a la alta sociedad estadounidense haciéndose pasar por una rica heredera alemana. Llevaba una vida repleta de lujos, pero tras contraer deudas por miles de euros y engañar a sus amigos, la estafa salió a la luz y finalmente fue detenida en octubre de 2017. Ahora se sienta en el banquillo. Eso sí, sin dejar de prestar atención a su estilismo, hasta el punto de que, según la prensa estadounidense, ha intentado negarse a acudir al tribunal en varias ocasiones porque la ropa elegida por su estilista no estaba a su altura. La jueza, Diane Kiesel, ya le ha llamado la atención. "¡No es un desfile de moda!".

Anne Delvey Juicio (Getty Images)

Anne Delvey durante el juicio, que comenzó a finales de marzo y en el que tiene que responder de las acusaciones de estafa (Getty Images).

Lo cierto es que hasta ahora todo en la vida de esta joven estaba pensado de cara a la galería. Y era falso. Anne Delvey no es Anne Delvey, sino Anne Sorokin, hija de un camionero ruso que inmigró a Alemania cuando ella tenía solo 16 años. Sin embargo, lo que contaba a sus exclusivas amistades de Nueva York (ciudad a la que llegó a principios de 2016) era que poseía una fortuna valorada en cerca de 60 millones de euros de la que no podía disponer por problemas burocráticos en Europa. Alegaba que necesitaba pedir dinero prestado mientras resolvía sus problemas. 

RELACIONADO: La vida de lujo de 'Luisito', el 'pequeño Nicolás' mallorquín, acaba en la cárcel

Mientras tanto, se presentaba con un aplomo que disipaba cualquier sombra de duda. El gerente del hotel The Beekman, explicaba, por ejemplo, que pasó 16 noches en su exclusivo establecimiento y desapareció de pronto dejando una deuda de 11.000 dólares (casi 10.000 euros). La joven movía dinero ficticio de unas cuentas bancarias a otras, empleando cheques falsos y estafando a hoteles, bancos, negocios y amigos. En total, más de 240.000 euros que gastó tan pronto como estuvieron en sus manos y que ahora le podrían costar hasta 15 años de cárcel y la repatriación a Alemania. 

Anne Delvay Fiesta (Getty Images)

La joven llevaba una vida repleta de lujos en la alta sociedad de Nueva York. En la imagen (a la derecha) aparece junto a Giudo Cacciatori, Gro Curtis y Giorgia Tordini (Getty Images).

Su imagen se derrumbó como un castillo de naipes cuando una de sus amigas, Rachel Williams, desveló lo que le había sucedido con ella en la prensa: había sido supuestamente invitada por Sorokin a un viaje por todo lo alto en Marruecos. Seis noches en el legendario palacio marroquí 'La Mamounia' y con un mayordomo privado a su disposición. A la hora de pagar la cuenta, que ascendía a casi 55.000 euros, su tarjeta no funcionaba y Williams tuvo que pagar. Jamás ha recuperado el dinero. 

RELACIONADO: De asalariada a millonaria con solo 27 años: así es la joven que se ha hecho de oro con una empresa de moda

La intención de Anne Delvey en Nueva York era montar un exclusivo club nocturno en la ciudad. Para ello solicitó un crédito por un importe de unos 20 millones de euros con documentación falsa. Aunque le fue finalmente denegado, obtuvo un adelanto de 100.000 dólares (algo más de 88.000 euros) que, por supuesto, se gastó. 

Según su abogado, Todd Spodek, la joven nunca quiso estafar a nadie. Quería realmente montar su negocio y, con el dinero obtenido, hacer frente a las deudas contraídas. El engaño sobre su biografía y su supuesta herencia eran la manera de entrar en unos círculos que, de otro modo, le hubieran estado vedados. Spodek ha llegado a citar a Frank Sinatra en el juicio: "If I can make it there, I can make it anywhere" ("Si puedo lograrlo allí, puedo lograrlo en cualquier parte"). Tanto HBO como Netflix están preparando ya series sobre su increíble historia. A pesar de que el final está por escribirse.