El cambio climático afecta a la recuperación coralina de la Gran Barrera (Australia)

El mayor arrecife de coral del mundo, que se extiende a lo largo de unos 2.300 kilómetros, sufrió por dos años consecutivos, 2016 y 2017, devastadores efectos por el blanqueo coralino

por EFE /


El aumento de las temperaturas en Australia derivado del cambio climático redujo en un 89 por ciento la recuperación de los corales de la Gran Barrera, en el noreste de país oceánico, publica este jueves un estudio científico. El mayor arrecife de coral del mundo, que se extiende a lo largo de unos 2.300 kilómetros y puede apreciarse desde el espacio, sufrió por dos años consecutivos, 2016 y 2017, devastadores efectos por el blanqueo coralino“El número de nuevos corales asentados en la Gran Barrera disminuyó en un 89 % tras la pérdida de corales adultos a consecuencia del aumento de temperaturas”, dijo Terry Hugues, autor principal del estudio publicado en la revista Nature.

El cambio climático afecta a la recuperación coralina de la Gran Barrera (Australia)

El cambio climático afecta a la recuperación coralina de la Gran Barrera (Australia) (EFE/Archivo). 

“Los corales muertos no se reproducen”, acotó Hugues, también director del Centro de Excelencia de Estudios de Arrecifes Coralinos de la Universidad James Cook (JCU, siglas en inglés), en un comunicado de su institución, en referencia a la Gran Barrera.

El experto indicó que se calcula que los corales se recuperen gradualmente en los próximos cinco a diez años “a medida que los que sobrevivan crezcan y la mayoría de ellos alcance su madurez sexual, asumiendo por supuesto que no se dé otro blanqueo masivo en la próxima década” en la Gran Barrera, que hasta la fecha ha sufrido cuatro eventos de este tipo en 1998, 2002, 2016 y 2017.

En el estudio se analizó la tasa de supervivencia de los corales en la Gran Barrera tras los dos eventos de decoloración masiva y cuántos corales nacieron para repoblar el arrecife durante 2018. La pérdida de corales adultos se tradujo en un colapso de la capacidad de repoblación, comparado con los niveles medidos en años anteriores y antes de los fenómenos de blanqueo.

RELACIONADO: Más noticias sobre el cambio climático en 'Tu Otro Diario'

“El número de larvas de coral que se producen cada año y si se desplazan antes de asentarse en un coral son componentes cruciales de la resistencia de la Gran Barrera de Coral. Nuestro estudio muestra que la resistencia de los corales está gravemente comprometida”, manifestó el coautor del estudio Andrew Baird.

La Gran Barrera, hogar de 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos, aporta anualmente unos 6.400 millones de dólares australianos (4.055 millones de euros) a las economías de Australia y al estado de Queensland, donde se encuentra. El mayor arrecife de coral del mundo comenzó a deteriorarse en la década de 1990 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez debido al dióxido de carbono.