Los niños que participan en deportes de equipo tienen menos riesgo de depresión

Mediante el uso de imágenes cerebrales, los investigadores demostraron que la participación en los deportes aumenta el volumen de una región cerebral involucrada en la memoria y la respuesta al estrés

por Europa Press /


Los niños que participan en deportes de equipo tienen menos riesgo de padecer depresión, en comparación con los que no realizan este tipo de actividades, según un estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses y que ha sido publicado en la revista 'Biological Psychiatry: Cognitive Neuroscience and Neuroimaging'. Mediante el uso de imágenes cerebrales, los investigadores demostraron que la participación en los deportes estaba asociada a un aumento del volumen de una región cerebral involucrada en la memoria y la respuesta al estrés, el hipocampo, tanto en niños como en niñas.

Los niños que participan en deportes de equipo tienen menos riesgo de depresión

Los niños que participan en deportes de equipo tienen menos riesgo de depresión (Europa Press/Archivo). 

Sin embargo, el volumen del hipocampo se asoció con síntomas depresivos solo en los niños, lo que sugiere que en los niños los cambios en el hipocampo pueden jugar un papel en la relación entre la participación deportiva y los síntomas depresivos.

El impacto positivo del ejercicio en la depresión y la relación con el volumen del hipocampo se ha demostrado anteriormente en adultos. Pero el nuevo estudio, que incluyó a más de 4.000 niños de 9 a 11 años, es el primero en relacionar la participación en los deportes con la salud mental y el desarrollo del cerebro en los niños.

RELACIONADO: El innovador sistema ideado por un niño de 13 años que mejora la supervivencia del cáncer de páncreas

"Descubrimos que estas relaciones eran específicas para participar en deportes y no para participar en otro tipo de actividades, como clubes, arte y música, aunque estas actividades pueden tener sus propios beneficios que no se examinaron en el estudio actual", han dicho los expertos.

Los hallazgos proporcionan una visión importante de cómo el ejercicio podría afectar el desarrollo del cerebro en la adolescencia y sugiere una forma de reducir o prevenir la depresión. Confirmar el impacto de los deportes en el desarrollo del cerebro y el estado de ánimo brindaría, a juicio de los expertos, un fuerte apoyo para alentar a los niños a participar en deportes estructurados.