La principal hipótesis de la investigación sobre el trágico accidente en el que murieron cinco hombres en Sevilla

La Guardia Civil investiga las circunstancias en las que se produjo el siniestro que costó la vida a cinco trabajadores de entre 19 y 48 años

por Tu otro diario /


Los investigadores del trágico accidente de carretera que costó la vida a cinco compañeros de trabajo el pasado 7 de febrero trabajan con la hipótesis principal de que habría sido el camionero el que invadió el sentido contrario y arrolló a la furgoneta donde viajaban las víctimas mortales en el término municipal de Arahal (Sevilla). Sin embargo, él, que dio negativo en la prueba de alcohol y drogas, lo niega y dice que fue el conductor del otro vehículo el que colisionó con su camión, según cuenta el 'ABC' de Sevilla.

Accidente Sevilla

El accidente costó la vida a cinco trabajadores de entre 19 y 48 años (EFE).

Las causas de este accidente son una incógnita porque tuvo lugar en una recta con buena visibilidad. Por eso, se descarta cualquier circunstancia que pueda achacarse a la carretera y se baraja como posibilidad que alguno de los conductores se quedase dormido o tuviese un despiste. Y de los dos hombres que iban al volante, parece que la Guardia Civil se inclina, en principio, por el camionero como causante del siniestro.

RELACIONADO: El trágico suceso tuvo lugar en la madrugada del 7 de febrero

Si se confirma, se enfrentaría a un delito de homicidio por imprudencia, que lleva aparejada una pena de entre 1 y 4 años de prisión, independientemente del número de víctimas. El conductor resultó también herido por policontusiones y precisó ser ingresado en el hospital de Valme de la capital hispalense. Ahora se analizan, entre otras cosas, los vehículos y las huellas de las frenadas. Un equipo de Tráfico de la Escuela de Mérida (Badajoz), donde tienen los medios más avanzados para investigar accidentes, se encargará de aclarar las causas.

RELACIONADO: Dolor por los cinco fallecidos en el accidente de Sevilla, unos trabajadores "buenos y responsables"

Los cinco hombres fallecidos tenían entre 19 y 48 años y regresaban a su casa, en Cabezas de San Juan, después de su jornada laboral. El dueño de la empresa para la que trabajaban destacó de ellos que eran personas buenas y empleados responsables. Sus familiares y amigos los despidieron este fin de semana en una ceremonia que congregó a gran parte del municipio, aún consternado por este grave accidente.