La investigación del choque de trenes en Barcelona apunta una concatenación de errores humanos

Se trata del segundo accidente mortal que ocurre en tres meses en la misma línea, en un tramo de 10 kilómetros

por EFE /


El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, no descarta "una concatenación de errores humanos" como causa del choque frontal de dos trenes ocurrido ayer en Castellgalí (Barcelona) y ha rechazado que el accidente tenga que ver con la falta de inversiones del Estado en la red de cercanías de Rodalies. Un tren Regional de la línea R-12, que prestaba servicio entre L'Hospitalet de Llobregat y Lleida, y otro de Rodalies de la R-4, que circulaba entre Terrassa y Manresa, chocaron frontalmente sobre las 18:20 horas de este viernes cerca del antiguo apeadero de Castellgalí, en un tramo de doble vía.

trenbcn8-tw

Han hecho una inspección ocular y han comenzado analizar el contenido de las cajas negras de los dos trenes siniestrados (Bomberos/Twitter).

En el accidente, murió la conductora del tren de Rodalies, una joven granadina de 26 años, seis personas resultaron heridas de gravedad y un centenar con heridas y contusiones leves. El ministro ha viajado esta mañana a Barcelona, donde ha dado el pésame a la familia y se ha trasladado al Centro de Control de Tráfico Centralizado de la Estación de Francia para conocer los primeros trabajos de investigación que se están llevando a cabo.

En declaraciones a la prensa, Ábalos ha reconocido que ha habido una falta de inversiones ferroviarias en Cataluña, como también en la automatización y la renovación de las medidas de seguridad, no sólo en Cataluña sino en el conjunto de España. Sin embargo, ha asegurado que esta situación "no tiene nada que ver", en principio, con las causas del accidente, ya que no descarta "fallos humanos".

Ha dicho que "tal y como está la línea, el factor humano está muy presente", ya que "no es que esté deteriorada" sino que es evidente la necesidad de modernización de toda la línea férrea en España, tal y como la ha encontrado el Gobierno de Pedro Sánchez. Para Ábalos decir que "la causa del accidente es la falta de inversión en Rodalies es precipitado", palabras que ha transmitido al conseller de Territorio, Damià Calvet.

El conseller ha recordado este sábado que se trata del segundo accidente mortal que ocurre en tres meses en la misma línea, en un tramo de 10 kilómetros, lo que, a su juicio, refleja "el déficit histórico de financiación del Estado español para las infraestructuras de Cataluña". En declaraciones a TV3, Calvet también ha apuntado tres posibles fallos que se produjeron ayer, el mal encaminamiento del tren con un doble desvío de vía, que no hubo comunicación entre maquinistas y el centro de control para advertir que dos trenes iban por la misma vía y una falta de reacción del centro de control.

Ha explicado que en la R-4 hay un sistema automático de doble vía, pero que no dispone del sistema que permite detectar la presencia del tren en la vía y la dirección en la que circula. Para esclarecer las causas del accidente, Ábalos ha asegurado que hay tres investigaciones abiertas, una de Renfe, otra de Adif y la tercera de la Comisión de Accidentes Ferroviarios, además de la que instruyen los Mossos d'Esquadra como policía judicial, que hoy han hecho una inspección ocular y han comenzado analizar el contenido de las cajas negras de los dos trenes siniestrados.

En un par de días, según el ministro, se podrá tener un informe preliminar de los hechos, al margen de los resultados de las investigaciones.

El juez que investiga el caso ha autorizado a media mañana de este sábado a los técnicos de Renfe y Adif a acceder al lugar del siniestro para iniciar los trabajos para poder restablecer el servicio. Renfe calcula que el encarrilamiento de los trenes que protagonizaron la colisión durará unas 40 horas, a las que se añadirán otras 17 horas, el tiempo estimado para reparar las instalaciones dañadas, lo que supone que al menos hasta el martes la línea no volverá a poder estar operativa.

El alcalde de Castellgalí, Cristófol Gimeno, se ha mostrado impotente por el mal funcionamiento del servicio ferroviario a su paso por la comarca del Bages y ha reclamado un tren en condiciones para esa zona. Tras ser atendidos durante varias horas por los equipos de emergencia, por profesionales de atención primaria de los ambulatorios de los municipios de la zona y en hospitales, hoy aún permanecen hospitalizados doce de los heridos en el accidente, tres de ellos en estado grave. Ábalos y Calvet se han reunido hoy para hablar del accidente pero ninguno de los dos ha hecho declaraciones al finalizar la reunión.