El merecido homenaje a Elton, el perro que fue clave en las búsquedas de Diana Quer y Gabriel Cruz

Los padres de Yéremi Vargas, en cuyo rastreo también participó, se han ofrecido a adoptarlo

por Tu otro diario /


Elton es un pastor belga con más de 12 años de experiencia en la Guardia Civil, donde ha trabajado en más de 500 casos, algunos de ellos tan mediáticos como los de Diana Quer, Gabriel Cruz, Marta del Castillo o Yéremi Vargas. Ahora este heroico perro se jubila y lo hace, como no podía ser menos, con un merecido reconocimiento por parte del Instituto Armado, que le ha mostrado públicamente su agradecimiento a través de las redes sociales.

Elton, perro policía

Elton es el primer perro en España especializado en la detección de restos biológicos (@guardiacivil/Twitter)

Fue él quien encontró, en diciembre de 2017, el cuerpo de la joven madrileña Diana Quer en un pozo de una nave abandonada en Galicia. También halló restos de sangre en la finca en la que estaba el del pequeño Gabriel y que marcó los pasos de la investigación.

RELACIONADO: Así buscaba Elton al pequeño Gabriel Cruz

La Guardia Civil ha querido dar a conocer a todos los ciudadanos el impecable servicio que Elton ha rendido a la sociedad y ha publicado cariñoso mensaje en Twitter con motivo de su jubilación, a la que llega "con todos los honores". Junto a este emotivo tuit, aparece una foto de Elton al lado de una placa en su honor. 

 

No logró dar con el paradero de Marta del Castillo ni de Yéremi Vargas, pero los padres del niño desaparecido Canarias en 2007 han sabido valorar su trabajo y se han ofrecido a adoptarlo. Elton, sin embargo, ya tiene hogar: el de Juan Manuel Sánchez, el agente que ha sido su guía durante todos estos años. No hacerlo "sería una deslealtad", como el mismo Juan Manuel ha comentado a TVE. "Deshacerse de algo que forma parte de tu vida es muy complicado", ha explicado.

RELACIONADO: Un tribunal permite a un policía quedarse con Unicornio, el caballo con el que trabajó

Elton es el primer perro en España especializado en la detección de restos biológicos. Inició su adiestramiento con solo 11 meses de edad y es "capaz de aportar la prueba de un asesinato detectando una gota de sangre" seca desde hace cinco años o incluso mezclada con lejía. Todo un experto al que ahora le toca descansar después de tanto tiempo de intenso trabajo.