Dolor por los cinco fallecidos en el accidente de Sevilla, unos trabajadores 'buenos y responsables' que volvían a casa

Fernando Moya, jefe de los fallecidos, se ha mostrado consternado por el terrible suceso y habla con afecto de ellos

por Tu otro diario /


Los cinco compañeros fallecidos en un accidente este jueves en Sevilla tras finalizar su jornada eran "buenos trabajadores, responsables". Así los describe -en unas declaraciones a 'Diario de Sevilla'- su jefe, Fernando Moya, propietario de Monferra S.L. (Montajes Ferroviarios Andaluces), la empresa en la que trabajaban. Moya, consternado por el trágico suceso, habla de ellos en presente, probablemente sin poder creer aún del todo lo ocurrido esta madrugada.

Accidente Sevilla

Imagen de la furgoneta en la que viajaban los cinco compañeros de trabajo tras el accidente (EFE)

El más joven de los fallecidos, Antonio Jesús, tan solo tenía 19 años y había conseguido el empleo hacía unos meses, según informa 'Diario de Sevilla'. El más mayor era Miguel, de 48 años, que era uno de los responsables del equipo y tenía hijos y una nieta. Los otros tres eran José Manuel, Juan y Manuel y tenían edades comprendidas entre los 32 y los 38 años y eran padres de niños pequeños. Un psicólogo municipal está atendiendo ya a sus familiares.

RELACIONADO: Cinco muertos y tres heridos en accidentes de tráfico durante el fin de semana

El alcalde de Las Cabezas, Francisco José Toajas, se habría reunido a primera hora de la mañana con el psicólogo y con la Policía local para informarse a fondo de lo ocurrido y ofrecer la ayuda que esté en su mano a los seres queridos de las víctimas.

La empresa, una pyme de 70 empleados que se dedica a realizar obras ferroviarias en toda España, muestra un lazo negro en su página web como señal de luto. 

Los cinco eran de la misma localidad, Las Cabezas de San Juan (Sevilla), a donde se dirigían tras salir de trabajar en las obras del AVE en Loja (Granada). El ayuntamiento está buscando el lugar idóneo que sirva de capilla ardiente, ya que el tanatorio del municipio es demasiado pequeño como para acoger a las decenas de personas que se prevé que acudan a velar a las Miguel, Manuel, Juan, José Manuel y Antonio Jesús y a acompañar a sus respectivas familias.