Pedro Sánchez, del jet... al Jetta en su viaje oficial a México

El presidente del Gobierno acompañó a su homólogo mexicano en el modesto coche con el que éste suele desplazarse

por Tu otro diario /


El presidente español, Pedro Sánchez, y su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, han evidenciado una buena sintonía durante la ya concluida visita oficial de Sánchez al país norteamericano. Una de las muestras fue el paseo que ambos se dieron en el Volkswagen Jetta en el que suele desplazarse por México DC López Obrador, una berlina modesta bastante diferente al avión Falcon, el jet privado a disposición de los jefes de Gobierno españoles y cuyo uso por parte de Sánchez ha generado polémica en los últimos tiempos.

Pedro Sanchez en el Jetta

Pedro Sánchez, introduciéndose en el coche oficial de López Obrador (EFE).

López Obrador y Sánchez intercambiaron los habituales regalos y cortesías propias de las visitas presidenciales, pero esta vez los detalles amistosos entre ambos rebasaron las formalidades y rompieron las estrictas normas de seguridad presidencial. Nada más terminar una rueda de prensa conjunta, en la se evidenció su buena relación, los dos mandatarios se encaminaron hacia una de las puertas de Palacio Nacional.

Allí, López Obrador invitó a Sánchez a subir en la parte trasera de su Wolkswagen Jetta blanco, el coche que habitualmente utiliza, y para sorpresa de muchos se perdieron en el tráfico de automóviles de la Plaza Central de Ciudad de México. Sin más vigilancia que las dos personas que lo acompañan en el automóvil, López Obrador y Sánchez terminaron el paseo por las calles de la capital mexicana en la sede del Colegio de San Ildefonso, donde se ofreció una comida por la visita.

RELACIONADO: La frenética agenda exterior de Pedro Sánchez desde octubre de 2018

El recorrido de los presidentes pasó prácticamente desapercibido para los habitantes de Ciudad de México, que en los 60 días de la presidencia de López Obrador, que tomó posesión el pasado 1 de diciembre de 2018, se han acostumbrado a verlo pasar con una custodia mínima. El paseo en el Jetta blanco, el presidente del gobierno español lo ha retribuido con el regalo al mandatario mexicano del acta de nacimiento de su abuelo, nacido en Cantabria en 1893. "La voluntad y lo que quería expresarle con el regalo que le he hecho, con entregarle el acta de nacimiento de su abuelo, en 1893, en un pequeño municipio de Cantabria, es reivindicar los lazos, las raíces, que al final tiene el pueblo mexicano y español".

El abuelo del presidente mexicano salió de su pueblo a los 14 años de edad para llegar primero a Cuba, de donde se trasladó a México con sus hermanos mayores alrededor de 1917.