La baja probabilidad de hallar supervivientes entre los casi 300 desaparecidos en la tragedia minera de Brasil

Las búsquedas se retomaron a primera hora con el apoyo de los 136 militares israelíes que llegaron al lugar con 16 toneladas de equipos para reforzar los trabajos de rescate

por EFE /


Las posibilidades de hallar sobrevivientes tras la tragedia minera ocurrida el viernes en Brasil y que ya ha dejado 60 muertos son "muy pequeñas", confirmaron este lunes los bomberos. El número de muertos ascendió de 58 a 60, mientras que el de desaparecidos disminuyó en las últimas horas, al pasar de 305 a 292, según señaló el portavoz de la Defensa Civil, teniente-coronel Flávio Godinho, en declaraciones a los periodistas. El portavoz confirmó que 191 personas han sido rescatadas por los bomberos con vida.

tragedia minera

Bomberos rescatan a víctimas tras la ruptura el pasado viernes de una presa minera, este lunes, en Brumadinho, Brasil. (EFE)

El viernes en la tarde una de las represas de la compañía Vale, ubicada en una mina de hierro en la jurisdicción de Brumadinho, municipio de Minas Gerais, se rompió y un río con residuos minerales y lodo sepultó las instalaciones de la empresa y diversas viviendas en áreas rurales. Este lunes las búsquedas se retomaron a primera hora con el apoyo de los 136 militares israelíes que llegaron al lugar con 16 toneladas de equipos para reforzar los trabajos de rescate. En el encuentro con la prensa también habló el portavoz del Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, teniente Pedro Aihara, quien reiteró que la operación es difícil, ya que involucra millones de metros cúbicos de lodo.

Según Aihara, el trabajo "va a durar semanas" y las posibilidades de encontrar sobrevivientes "son muy pequeñas considerando el tipo de tragedia, que envuelve lodo", aseguró. De acuerdo con la información oficial, hasta el momento 135 personas se han quedado sin hogar tras la catástrofe. Por la tragedia, la empresa minera Vale, la mayor comercializadora de hierro del mundo, ha recibido dos multas: una del Instituto Brasileño de Medio Ambiente de 250 millones de reales (67,5 millones de dólares) y otra del Gobierno de Minas Gerais de 99 millones de reales (26,7 millones de dólares). Además, desde el viernes la justicia ha bloqueado un total de 11.000 millones de reales (unos 2.920 millones de dólares) de las cuentas de la compañía para resarcir a los familiares de las víctimas, garantizar recursos y paliar los daños ambientales.