La española fallecida en la explosión en París se llamaba Laura, era de Toledo y estaba de viaje con su marido

Laura Sanz Nombela, de 38 años, tenía tres hijos y residía en la localidad de Burguillos. Ella y su pareja habían ido a pasar el fin de semana a la capital francesa

por Tu otro diario /


El sábado por la mañana una panadería explotaba en el centro de París, ocasionando la muerte de otras dos personas y dejado más de 40 heridos. Uno de los fallecidos era una española que se llamaba Laura Sanz Nombela, de 38 años, que vivía en Burguillos (Toledo) y se encontraba junto a su marido de viaje en la capital francesa durante este fin de semana cuando fue alcanzada por la explosión de gas.

espanolaparis_getty

Laura y su marido estaban de fin de semana en París (Getty Images).

Laura y su marido estaban alojados en un hotel frente a la panadería donde ocurrió el suceso y que ha dejado también dos muertos- ambos bomberos- y más de 40 heridos de distinta gravedad. Tras la explosión, fue trasladada al hospital donde no consiguieron salvarla. La mujer era madre de tres niños, de 10, 5 y 3 años y trabajaba en un supermercado en el barrio toledano de Santa Bárbara, tal y como recoge el periódico 'La Tribuna de Toledo'. 

RELACIONADO: PINCHA AQUÍ PARA VER LAS IMÁGENES DE LA EXPLOSIÓN

El Ayuntamiento de Burguillos de Toledo, localidad en la que residía la mujer fallecida, ha mostrado su "consternación" por la muerte de esta vecina, una noticia que ha caído como "un jarro de agua fría" en el municipio toledano. La segunda teniente de alcalde de la localidad, Carmen Sesmero, ha confirmado en declaraciones a Europa Press que esta mujer era "una chica joven" que residía en el municipio burguillano, aunque trabajaba en Toledo. "Para nosotros, que representamos al vecindario, es una noticia que te cae fatal", ha añadido.

 

En la explosión también han resultado heridos otros dos españoles, una mujer y un hombre.