Así es como esta familia ha recuperado a su perrita... ¡perdida desde hace 6 años!

Algunos testigos vieron cómo robaban a la mascota, una perra de raza malamute de Alaska, en octubre de 2012

por Tu otro diario /


La historia de Chornyk, una perrita de raza malamute de Alaska, es tan increíble que parece sacada de una película de Disney. Hace algo más de seis años que desapareció de su casa, en la ciudad argentina de Mar de Plata, pero gracias al tesón de Carolina, su dueña, y su familia, los Spinedi, que no han dejado de buscarla desde entonces, ahora ha vuelve a estar con ellos

Carolina Spinedi

La argentina Carolina Spinedi abraza a su perrita Chornyk tras reencontrarse con ella seis años después de que se hubiera perdido (Carolina Spinedi/Facebook)

Se movilizaron nada más perderla de vista. Primero pegaron carteles con la foto de Chornyk por todas partes. Al principio en su barrio y, poco a poco, fueron ampliando el radio de búsqueda por toda la ciudad y por otras localidades próximas, después de que algunos testigos les confirmaran que habían visto cómo la robaban. Al no obtener resultados, los Spinedi abrieron una página de Facebook a la que llamaron 'Todos Unidos por Chornyk'. En ella compartían a menudo fotos de la mascota con el objetivo de que hubiera más gente capaz de reconocerla.

RELACIONADO: Más noticias virales en 'Tu Otro Diario'

Lo que no podían ni imaginar es que aparecería a 400 kilómetros, en Caseros, también en Argentina, y nada menos que seis años después. Una mujer la vio frente a un supermercado y la recogió para cuidarla y buscar a sus dueños. Por suerte, esa ciudad cuenta con otra página de Facebook (‘Perdidos y encontrados en Caseros y Tres de febrero’) dedicada a ayudar a localizar a animales desaparecidos. Ale, la mujer que encontró a Chornyk, publicó una foto y, de algún modo, se acabó compartiendo en la página de los Spinedi. 

Cuando estos vieron la imagen, no se lo podían creer. ¡Era su perrita! Al principio les costó un poco reconocerla porque los seis años transcurridos habían hecho mella en el animal, pero enseguida lo tuvieron claro. No había duda, ¡era Chornyk!  Carolina se puso rápidamente en contacto con Ale y por fin pudo reunirse con su querida mascota la primera semana de enero. Su agradecimiento a quien había propiciado un reencuentro tan especial no puede ser mayor:

"¡¡Millones de gracias por todo Ale!! Gracias por haberte cruzado en su camino... Por retenerla, cuidarla y darle tránsito. Nunca lo vamos a olvidar".

 

Los Spinedi explican en su página de Facebook que su perrita se encontraba "muy cansada y agitada" después de un viaje tan largo, pero rodeada de tanto amor enseguida ha recobrado fuerzas. Ahora, a ellos y a Chornyk solo les queda disfrutar juntos.