El entrañable momento en el que el hijo del gobernador de California interrumpe su discurso de investidura

Con solo dos años, el pequeño Dutch robó todo el protagonismo a su padre, pero también consiguió sacar una sonrisa al público

por Tu otro diario /


Gavin Newsom, el nuevo gobernador de California, estaba en pleno discurso de investidura, cuando Dutch, su hijo pequeño, de dos años, apareció (sin soltar su mantita) en el escenario para estar al lado de su papá. Lo hizo justo en el momento en el que Newsom hablaba sobre la familia: "Nosotros, los californianos, sabemos la importancia de tener una casa e hijos", comentaba. Y justo Dutch hizo acto de presencia.

Gavin Newsom

El gobernador de California, Gavin Newsom, junto a su hijo de dos años durante su discurso de investidura (Cordon Press)

El gobernador lo cogió en brazos y le dio un beso en la mejilla para continuar hablando unos instantes y lo bajó al suelo para que volviera junto a su madre, pero el pequeño Dutch prefería estar con papá. Aunque miró a su mamá, que le llamaba para que fuera con ella, se dio la vuelta para regresar al atril, lo que provocó una gran carcajada en el público.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Gavin Newsom (@gavinnewsom) el

 

Dutch se escondió entre las piernas del gobernador, quien, entre risas y algo apurado, argumentaba que los progenitores necesitaban apoyo. El niño volvió a hacer el amago de bajar las escaleras, por lo que su madre acudió corriendo a cogerlo, pero Dutch volvió a huir de ella para ir junto a papá. Ese apoyo del que hablaba es "especialmente necesario en estos difíciles primeros años de vida", decía, jocoso, el gobernador señalado a su hijo. Con estas palabras, consigue sacar más risas a los asistentes, que aplaudían encantados de ver este inesperado discurso de lo más divertido.

FOTOGALERÍA: Más imágenes del divertido discurso de Gavin Newsom

El hermanito mayor de Dutch también intervino para convencerlo, sin éxito, de que bajara. Pero en un descuido del chiquitín, la madre apareció en escena, lo cogió en brazos y se lo llevó de la sala. Por fin papá podía volver a trabajar sin interrupciones. Eso sí, consiguió más aplausos su hijo que él. De ahí que el gobernador compartiera el vídeo en su cuenta de Twitter junto con el siguiente comentario: “Honrado de haber hecho un cameo en la investidura de Dutch”.

 

La actuación del pequeño hizo sonrojar a sus papás, pero gracias a el flamante nuevo gobernador californiano ha obtenido una popularidad que nunca hubiera imaginado y que seguro le va a ser de utilidad en su carrera política.