El paro rompe la tendencia de los últimos dos años y baja en noviembre en 1.836 personas

Los jóvenes y las mujeres, responsables del descenso del paro en un mes en el que la contratación indefinida vuelve a marcar récord

por Tu otro diario /


El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en noviembre en 1.836 desempleados respecto al mes anterior (-0,06%), rompiendo así la tendencia de los últimos dos años, cuando se registraron subidas del desempleo en 24.841 personas (2016) y en 7.255 desempleados (2017). Con este ligero descenso, el volumen total de parados alcanzó a finales de noviembre la cifra de 3.252.867 desempleados, manteniéndose en sus niveles más bajos de los últimos nueve años, ha informado este martes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Oficina de empleo

Una oficina de empleo en Madrid (EFE).

Dentro de la serie histórica comparable, que arranca en 1996, el paro ha registrado aumentos en todos los meses de noviembre salvo en los años 2013 (-2.475 parados), 2014 (-14.688 desempleados), 2015 (-27.071 parados) y ahora en 2018 (-1.836 parados). En el resto de años, noviembre siempre vino acompañado de subidas del desempleo, siendo la más abultada la de 2008, cuando aumentó en más de 171.000 personas. Con el retroceso de noviembre de este año se rompe además la tendencia de los últimos tres meses, en los que se registraron alzas mensuales del desempleo.

En términos desestacionalizados, el paro bajó en noviembre en 26.258 personas. En los últimos doce meses, el desempleo se ha reducido en España en 221.414 desempleados (-6,37%). El paro subió en noviembre sólo entre los hombres, con 2.751 desempleados más (+0,2%), mientras que bajó en las mujeres en 4.587 desempleadas (-0,2%). Así, el total de mujeres en paro se situó en 1.909.926 y el de varones, en 1.342.941.

RELACIONADO: Más noticias sobre desempleo en 'Tu Otro Diario'

El paro se redujo en noviembre en todos los sectores económicos salvo en los servicios, donde aumentó en 8.092 personas (+0,3%). El mayor descenso lo registró el colectivo sin empleo anterior, al que pertenecen muchos jóvenes que finalizan sus estudios, con 7.955 desempleados menos (-2,7%), seguido de la industria (-1.448 parados, -0,5%); la agricultura (-370 desempleados, -0,2%), y la construcción (-155 parados, -0,06%). Por edades, el desempleo aumentó en 7.903 personas entre los mayores de 25 años (+0,3%) y bajó en 9.739 personas entre los menores de dicha edad (-3,5% respecto octubre).

AUMENTA EN DIEZ COMUNIDADES

Por su parte, la población extranjera elevó su número de parados en el penúltimo mes del año en 11.647 desempleados respecto a octubre (+3%). En total, los inmigrantes en paro sumaban al finalizar el mes pasado 401.837 desempleados, con un descenso de 19.628 parados (-4,6%) respecto a noviembre de 2017.

El desempleo subió en noviembre en diez comunidades autónomas, lideradas por Baleares (+9.655 parados) y Cataluña (+3.208), y bajó en siete, principalmente en Madrid (-5.921 parados), Andalucía (-4.379 desempleados) y Comunidad Valenciana (-3.529 parados). Por provincias, el paro bajó en 26 de ellas, encabezadas por Madrid (-5.921 desempleados), Valencia (-4.160) y Jaén (-3.254), y subió en las otras 26, especialmente en Baleares (+9.655 parados) y Málaga (+3.301 desempleados).

RÉCORD DE CONTRATOS FIJOS

Por su parte, el número de contratos registrados durante el mes de noviembre ha sido de 1.867.172, cifra un 2,7% superior a la del mismo mes de 2017. De esta cantidad, 1.669.559 eran contratos temporales, un 1,3% más que en noviembre de 2017, mientras que 197.573 eran contratos indefinidos, el 10,6% del total y la mayor cifra en este mes dentro la serie histórica, con un incremento del 15,7% sobre noviembre de 2017. De este modo, la contratación indefinida acumula 58 meses consecutivos de alzas.

Dentro de los contratos fijos, 116.489 fueron a tiempo completo, un 15,8% más que en noviembre de 2017, y 81.084 fueron a tiempo parcial (+15,5%). En el penúltimo mes del año se realizaron más de 1,6 millones de contratos de carácter temporal, de los que el 26% eran de obra o servicio a tiempo completo y el 26,2% eventuales por circunstancias de la producción, también con jornada completa. Por su parte, los contratos temporales con jornada a tiempo parcial supusieron el 31,09%.