Madrid Central tendrá estudios de ruido, tráfico o impacto en sectores

Lo anuncia Sabanés después de que el PP saque adelante en el Pleno una proposición para que se hagan informes tras activar Madrid Central

por Europa Press /


Madrid Central, una vez que se ponga en marcha, contará con estudios de ruido, intensidad del tráfico en las vías perimetrales, sobre los autobuses y número de viajeros, sobre BiciMad, los taxis, la carga y descarga, la ocupación de los aparcamientos municipales, sobre el acceso por colectivos, relativos a sectores de actividad, reclamaciones, en cuanto al efecto de la distribución urbana... Y toda esa información se volcará en una mesa de seguimiento a constituir.

Madrid central

Madrid Central tendrá un coste de 11'5 millones de euros (Europa Press)

Lo ha anunciado este martes en el Pleno la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, adelantándose a una proposición presentada por el PP para que se realicen estudios de impacto económico, aumento de tráfico y regularidad y velocidad de la EMT. La proposición popular ha salido adelante con el apoyo de Cs y la abstención del PSOE. Ahora Madrid ha votado en contra. "La capacidad de gobernar la tenemos nosotros pero no les gusta porque consideran que somos un accidente de la naturaleza. No votaremos su proposición porque quieren imponer", ha explicado la delegada.

Sabanés ha recordado que el PP fue el que eliminó la estación medidora de Recoletos cuando ahora quieren que se instalen en ese eje. La retirada entonces, con un gobierno municipal del PP, supuso "una amenaza de la UE con abrir pieza separada" por lo que hicieron en 2009, ha dicho.

RELACIONADO: La OMS recomienda limitar la exposición de las personas al ruido por su impacto en la salud

"¿Y ahora vienen a pedir cuentas? Su irresponsabilidad es muy fuerte", ha lanzado a la bancada popular. Con ironía, Sabanés ha señalado que no recuerda el estudio de impacto ambiental de la M-30 ni los de afectación de las cuatro APR. "Porque no existen", ha remachado. Tampoco recuerda los estudios de impacto económico de la peatonalización de Preciados o Fuencarral, en marcha con el PP.

La edil del PP Inmaculada Sanz ha cargado contra la "improvisación" en Madrid Central a tres días de su puesta en marcha en tres días "si no lo remedian los tribunales". En este punto, Sabanés ha criticado al Grupo Popular que recurra a la Comunidad para judicializar la vida municipal, como antes hacían con Delegación de Gobierno.

RELACIONADO: Así será el cierre al tráfico en el centro de Madrid que entrará en vigor el próximo 30 de noviembre

Sanz ha contestado que a Ahora Madrid le gustan "los informes como el de impacto de género en Calle 30 a amiguetes por 50.000 euros" y ha pedido al Gobierno que no conviertan Madrid en un "parque temático para turistas".

Inmaculada Sanz también ha puesto sobre la mesa el coste de 11,5 millones que supondrá la implantación de Madrid Central, elevados hasta los 23 en Cs al incluir conceptos como los relativos a la Policía Municipal y los Agentes de Movilidad, la instalación de paneles variables o señalización, lo mismo que 76 nuevos autobuses.

RELACIONADO: Más noticia sobre Madrid

También los "postulados ideológicos sectarios" que se encuentran detrás y el aumento de la contaminación "en un 20 por ciento en tres años". "Experimentos sociológicos con gaseosa", ha espetado a la delegada. Para Sabanés, esto denota el "simplismo y la mala fe" del PP, a quienes ha instado, en cuanto a los datos de contaminación, que analicen los informes del gobierno de España y de la UE.

Brabezo, a su vez, ha tachado Madrid Central de "ideaca del PSOE" y ha apostillado que a ella se opone hasta el secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco. Cree además que las multas no llegarán en febrero sino pasadas las elecciones. Para el edil del PSOE Chema Dávila, las críticas de PP y Cs no son más que "fake news y crear ruido porque la movilidad les importa un bledo".

"Con el Plan de Calidad del Aire la UE nos ha dado un respiro y ustedes (a PP y Cs) no hacen nada más que incordiar", ha terminado Inés Sabanés.