La pista clave que puede esclarecer el misterio de la desaparición del periodista saudí

Se le vio por última vez el pasado 2 de octubre cuando iba al consulado de su país en Turquía

por Europa Press /


Las grabaciones de la que dispondría Turquía para denunciar que el periodista Jamal Khashoggi fue asesinado en el interior del consulado de Arabia Saudí en Estambul procederían de su Apple Watch, un reloj inteligente que estaba conectado a su teléfono móvil, en el exterior de las instalaciones, y que supuestamente captó todos los abusos. El periodista entró el 2 de octubre en el consulado para obtener unos papeles que necesitaba para su próxima boda.

embajadasaudi_gtres

La entrada del consulado de Arabia Saudí en Turquía (Getty Images).

Su pista se pierde ese día, a pesar de que las autoridades saudíes han insistido en que Khashoggi salió del consulado y niegan cualquier tipo de incidente en el interior del edificio. El periódico 'The Washington Post', con el que Jashogi colaboraba como columnista, publicó el viernes que el Gobierno de Turquía ha asegurado a autoridades de Estados Unidos que las grabaciones de sonido e imagen que ha recabado en estos últimos días demuestran que el periodista fue asesinado dentro del consulado.

La existencia de estas pruebas explicaría por qué Turquía responsabilizó tan directamente a Arabia Saudí de la muerte del periodista, si bien la parte turca ha evitado revelar las vías por las que obtuvo grabaciones, en la medida en que el supuesto crimen se produjo en un edificio oficial inmune a priori a las redes de espionaje. El diario turco 'Al Sabah' ha apuntado que "los momentos en los que Jashogi era interrogado, torturado y asesinado fueron captados por la memorida del Apple Watch", un reloj sincronizado a su vez con el iPhone del periodista.

periodistasaudi

Khashoggi en una de sus apariciones (Getty Images).

Este teléfono se encontraba al parecer en posesión de la prometida, fuera del consulado. Dos fuentes turcas citadas por la agencia Reuters han confirmado que Jashogi llevaba puesto el reloj inteligente de Apple cuando entró en el Consulado y que este aparato estaba conectado con un teléfono en el exterior.

GRABACIÓN INTENCIONADA

Según 'Al Sabah', que cita fuentes de los servicios de Inteligencia, lo más probable es que Jashogi comenzase a grabar de forma intencionada antes de entrar en las instalaciones diplomáticas para que quedase testimonio de lo que pudiese pasar en el interior. Los funcionarios saudíes solo se percataron de la grabación después de la muerte del periodista, por lo que utilizaron su huella dactilar para borrar algunos archivos, pero no todos. Las grabaciones se localizaron por tanto en el teléfono, según el periódico turco.

RELACIONADO: Fue a la embajada para pedir los papeles para casarse

El ministro del Interior de Arabia Saudí, Abdelaziz bin Saud bin Nayef, ha desmentido este sábado en un comunicado las "falsas acusaciones" vertidas en estos últimos días contra su país, en la medida en que las supuestas "órdenes para matar" a Jashogi son "acusaciones infundadas", según la agencia SPA.

El ministro ha aplaudido la cooperación con los "hermanos" de Turquía para investigar lo ocurrido y ha subrayado que Riad es el primer interesado en "aclarar toda la verdad" sobre este caso. Una delegación saudí llegó el viernes a Estambul para participar directamente en las pesquisas abiertas.