Arranca el cuarto día de búsqueda del pequeño Arthur desaparecido en la riada de Mallorca

Un gran dispositivo, en el que participan personas de diferentes cuerpos, rastrea varias zonas para encontrar al niño

por EFE /


Especialistas de la Unidad Militar de Emergencias, la Guardia Civil y Bomberos de Mallorca han retomado a primera hora de mañana, por cuarto día consecutivo, las tareas de búsqueda del niño desaparecido en la torrentada del Levante de Mallorca. Fuentes de la Guardia Civil han confirmado que el rastreo se lleva a cabo en varias zonas del torrente de Ses Planes: el tramo próximo a Son Carrió, donde se encontraron efectos personales del pequeño, y el área de la desembocadura del cauce en S'Illot.

riadas_efe

Una gran dispositivo liderado por la Guardia Civil (EFE).

Arthur, nacido en 2012, desapareció en la noche del martes cuando el vehículo en el que viajaba junto a su madre fue arrastrado por el aluvión de agua, fango y residuos de todo tipo que produjeron las lluvias torrenciales vertidas en un par de horas sobre el torrente. La madre, hallada muerta en el coche al día siguiente, había conseguido sacar a su hija mayor del turismo antes de que fuera arrastrado.

RELACIONADO: Ola de solidaridad en Mallorca: cubierta la cuota de voluntarios para ayudar en las zonas afectadas

En el operativo de búsqueda participan un centenar de personas de diferentes cuerpos de emergencias, incluidos agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, así como varios perros de rastreo. Las lluvias torrenciales del martes 9 de octubre en la comarca del Levante de Mallorca, con registros superiores a 250 litros por metro cuadrado, han dejado, por el momento, doce víctimas mortales, seis españoles, tres alemanes, dos británicos y una holandesa.

Cientos de familias y empresas han sufrido graves daños en sus propiedades y diferentes infraestructuras públicas han quedado destruidas en la mayor catástrofe natural de la historia reciente de Mallorca.

RELACIONADO: La triste historia de la madre que murió en las riadas de Mallorca por salvar a sus hijos, uno de los cuales sigue desaparecido