Detienen en Madrid al presunto autor de la muerte violenta de una mujer hallada en un vertedero de Almería

Ha sido interceptado en el aeropuerto de Barajas justo antes de tomar un vuelo

por Tu otro diario /


Un trabajador de un vertedero en el municipio almeriense de Gador dio el pasado 27 de septiembre con el macabro hallazgo, según informaba 'La Voz de Almería'. Una mujer, cuya identidad se desconoce, aparecía muerta con aparentes signos de violencia. Tras completar las investigaciones pertinentes, la Guardia Civil ha detenido a un hombre como presunto autor del crimen. El individuo, identificado como K.K., de nacionalidad mauritana y de 30 años, trataba de tomar un vuelo en el aeropuerto de Madrid hacia su país natal.

Autor muerte mujer

El presunto autor de la muerte de una mujer que apareció en un vertedero de Almería (Guardia Civil/Europa Press)

Se le imputan los delitos de homicidio doloso en el ámbito de la violencia de género y de denuncia falsa. La investigación se inició tras el hallazgo por parte del trabajador. La víctima, cuya autopsia determinó una muerte violenta, se encontraba indocumentada y carente de efectos personales, lo que dificultó su identificación. 

RELACIONADO: Investigan el hallazgo de una mujer muerta en un vertedero de Almería

Pararlelamente, la Guardia Civil detectó en Roquetas de Mar una denuncia por la desaparición de una mujer marroquí formulada por su pareja, con lo que los agentes identificaron positivamente el cuerpo hallado con el de dicha mujer. No obstante, los investigadores aprecieron en el denunciante y actual pareja sentimental de la fallecida ciertos detalles e incoherencias. Posteriormente, se averiguó que la víctima era una mujer que ejercía la prostitución en Roquetas de Mar y que el denunciante, era además de su pareja, su proxeneta. ç

RELACIONADO: Si sufres violencia machista o conoces a alguien que esté en esta situación ponte en contacto con el 016

La investigación permitió determinar que en fechas muy recientes el ahora detenido se había deshecho del vehículo de su propiedad con el que había trasladado el cadáver mediante su cesión a un tercero, de forma que consiguieron encontrarlo en la localidad de Abla, en posesión de un amigo del detenido. Además, K.K. se habría desplazado en fechas muy recientes a Madrid para obtener un "salvoconducto" de la Embajada de Mauritania para permanecer en Marruecos, así como que había obtenido un billete de avión para viajar a su país natal, haciendo antes una escala en el Reino Alauita, afianzando la idea de que el mismo, además de deshacerse de su vehículo para ocultar pruebas, habría trazado un plan de huída de España "al verse sin duda acosado por los agentes". 

OFRECIÓ PISTAS FALSAS 

Los agentes cosideraron que "para ganar tiempo y perpetrar su fuga", el detenido ofreció pistas falsas a los investigadores e indicó que la mujer estaba en Murcia con una tercera persona y que él estaba colaborando, dado que estaba yendo hasta llí para que la mujer regresara esa misma tarde a su casa. Aún así, los investigadores conocían la falsedad de este extremo, ya que le hacía un estrecho seguimiento mientras que producía esa llamada informativa, momento en el que K.K. se dirigía a Madrid. De este modo su produjo el arresto en el aeropuerto. 

El detenido se opuso a dar a conocer la dirección real de su domicilio, valiéndose para ello, de que llevaba viviendo en el mismo apenas dos meses. Ésto unido al férreo control al que sometía a la mujer fallecida, provocó que ni siquiera los propios familiares de ésta supieran donde vivía, dificultando su ubicación. 

Pese a ello, se localizó el domicilio en Roquetas de Mar y durante su registro de obtuvieron evidencias, que junto a las ya recopiladas, implicaban a K.K., con el homicidio. Las diligencias instruidas junto con el registro fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de los de Almería, el cual decretó para el detenido su ingreso en prisión comunicada y sin fianza.