Una pareja que estaba de vacaciones, un exalcalde, un taxista... las víctimas mortales de las riadas en Mallorca

Los servicios de emergencia peinan la zona en busca de las tres personas que permanecen desaparecidas

por Tu otro diario /


Mallorca ha amanecido este jueves de luto tras una de las peores tragedias que se recuerdan en la isla en los últimos tiempos. Las riadas e inundaciones que han afectado a la zona del Levante, especialmente a  Sant Llorenç des Cardassar, han provocado doce víctimas mortales, según ha confirmado la Guardia Civil, que permanece en la zona coordinando el operativo de búsqueda y para ayudar a los vecinos con los destrozos que ha ocasionado el agua. Entre los fallecidos se cuentan siete españoles, una pareja de británicos y una mujer holandesa. Todos los fallecidos eran personas de mediana o avanzada edad. Únicamente permanece desaparecido un niño de cinco años. 

Inundaciones

El paisaje que han dejado las trombas de agua es desolador (Gtresonline). 

Precisamente la madre del pequeño, Joana Lliteras Planas, es una de las personas fallecidas. La mujer, farmacéutica en Manacor, viajaba en el coche con dos de sus hijos, de 7 y 5 años, cuando se vio sorprendida por la fuerza del agua. Según cuenta 'Diario ade Mallorca', llegó a llamar a su marido para contarle que la riada estaba arrastrando su turismo. Consiguió sacar a su hija de 7 años, pero el pequeño permanece desaparecido, mientras que el cadáver de Joana fue localizado a primera hora de la tarde de ayer. 

FOTOGALERÍA: Mallorca muestra un paisaje desolador tras las inundaciones

Antes habían sido encontradas ya las primeras víctimas mortales: Bernat Estelrich Santandreu, de 81 años y con movilidad reducida, que apareció en el sótano de su casa, y Joana Ballesteros Femenías, de 83, quien residía en un bajo. Fueron los primeros muertos confirmados. 

Joana Llietras

Joana Lliteras logró rescatar a su hija de siete años (Joana Lliteras / Faceboook).

Entre los fallecidos se encuentra también Rafael Gili Sastre, un hombre de 71 años muy conocido en la zona por haber sido alcalde del minicipio de Artà. Se encontraba en su casa junto con su mujer y un amigo, aparentemente a salvo, pero la fuerza del agua derribó las paredes de su garaje con tan mala suerte que él se encontraba justo al lado en ese momento. Tanto su mujer como el amigo que les estaba visitando resultaron ilesos. 

En Cala Millor fallecieron Juan Grande Sillero, un taxista, y la pareja de británicos a quienes estaba en aquel momento prestando servicio, Anthony Bernon Green y Delia Mary Green, que estaban pasando unos días de vacaciones en la isla. Juan les conducía hacia su hotel cuando se vieron soprendidos por una riada que arrastró el vehículo. El Foreign Office -el Ministerio de Asuntos Exteriores británico- ya ha informado a la familia y se ocupará de su repatriación. 

Biel Mesquida

Beil Mesquida Salas en una imagen distribuida en las redes sociales por su familia antes de que se confirmara que era una de las víctimas. (Aina Sastre / Twitter)

Los medios locales describen la búsqueda de Beil Mesquida Salas como drámatica. Su familia había mantenido la esperanza hasta ayer a mediodía, y habían hecho un llamamiento en redes sociales para tratar de localizarlo. Al parecer, el hombre se dirigía a su casa en una furgoneta de la que logró bajarse a apenas 50 metros de su domicilio, al que no consiguió llegar nunca

RELACIONADO: Un operativo de 800 personas busca al niño de 5 años y la pareja de alemanes desaparecidos en Mallorca

Los últimos cuerpos encontrados pertenecen al matrimonio de alemanes al que buscaban desde primera hora de este jueves. Se trata de Petra Kircher, de 63 años, y Mike Kircher, de 61, aunqueno ha trascendido más información sobre ambos.

El resto de víctimas son un herrero de la localidad de Sant Llorenç cuyo nombre es Gabriel Mesquida, y Tine Noig, una ciudadana holandesa de 80 años cuya familia ya ha sido informada según el diario holandés 'De Telegraaf'.

RELACIONADO: El generoso gesto de Rafa Nadal con los afectados por las riadas de Mallorca

La Guardia Civil ha explicado que el dispositivo de emergencias está peinando la zona de S'Illot con perros especializados en la búsqueda de personas. Según ha indicado, es un trabajo complicado por el abundante barro y la presencia de escombros y restos de vehículos. 

Por otro lado, las fuerzas de seguridad han pedido comprensión ante las restricciones para acceder al municipio, puesto que numerosas personas quieren desplazarse para ayudar en Sant Llorenç. "No se puede abrir paso a todo el mundo", han apuntado. En este sentido, desde el dispositivo especial han recalcado que se ha puesto a disposición de los familiares un lugar en Manacor (donde se trasladan los cuerpos de las víctimas) para que sean atendidos por psicólogos y personal especializado. Este jueves el Consejo de Ministros tramitará la declaración de zona catastrófica. El Govern balear ha decretado tres días de luto oficial.