Alexandra Trusova hace historia a sus 14 años al realizar una pirueta inédita en el patinaje femenino

El cuádruple lutz es un giro que, hasta ahora, solo había estado al alcance de los deportistas de categoría masculina

por Ediziones /


La rusa Alexandra Trusova hizo historia en el mundo del patinaje artístico femenino este pasado fin de semana en Kaunas, Lituania, durante el campeonato más prestigioso de patinaje artístico junior, el Grand Prix Junior de la Unión Internacional de Patinaje (UIP). La joven patinadora se convirtió en la primera de la historia en lograr realizar con éxito un cuádruple lutz, considerada como una de las figuras más difíciles del patinaje artístico.

Alexandra Trusova

Alexandra Trusova (YouTube).

Trusova, de 14 años, no solo consiguió, con su actuación, ganar el campeonato con una puntuación de 146,7 puntos. Su proeza, inédita hasta la fecha en patinaje femenino, ha dado la vuelta al mundo. La patinadora, que pertenece al equipo de la prestigiosa entrenadora Eteri Tutberidze, llegó a caerse durante sus intervenciones, pero poco a poco comenzó a sentirse confiada y fue encadenando triples y cuádruples saltos en su programa libre hasta atreverse con el lutz, elevando considerablemente su nivel y superándose a sí misma, en palabras de Alexander Gorchkov, director de la Federación Rusa de Patinaje. La complicada figura puede apreciarse en el segundo 58 de este vídeo, donde se ve su ejercicio completo:

EL ORIGEN DEL CUÁDRUPLE LUTZ

Para poner un poco de contexto en esta proeza, si no se es entendido en esta disciplina artística, el cuádruple lutz  se originó en el año 1913. Por aquel entonces, el patinador Alois Lutz mostró una pirueta inédita hasta la fecha, considerada como una de las figuras más difíciles del patinaje artístico. Desde entonces, muchos han intentado completarla, pero pocos lo han logrado.

Trusova se convierte así en la primera mujer en lograrlo y en firme candidata a convertirse en una figura referente en el patinaje artístico.