Acusan a la novelista autora de 'Cómo matar a tu marido' de haber asesinado al suyo

Nancy Crampton-Brophy, una autora de novelas románticas y de suspense de Oregon (EEUU), ha sido arrestada después de que la Policía resolviera un difícil puzzle

por Tu otro diario /


Cuenta la prensa de Estados Unidos que Nancy Crampton-Brophy, una novelista de Oregon de 68 años, solía plagar sus libros de asesinatos. Algunos de sus personajes en títulos como 'El marido equivocado' o 'El amante equivocado' fantasean con la muerte de sus esposos. Y en 2011 lo hizo ella misma en un texto ensayístico publicado en un blog y titulado 'Cómo asesinar a tu marido'. La novelista ha sido ahora detenida y acusada precisamente de haber asesinado al suyo, el cocinero Daniel Brophy, de 63 años, quien murió hace tres meses en extrañas circunstancias.

Nancy Portland Police

Nancy Crampton-Brophy en una imagen distribuida por la Policía del estado de Oregon (EEUU) con motivo de su arresto. 

En el post, del que se ha hecho eco el diario 'Washington Post' y que ya ha sido cerrado por sus administradores, Crampton-Brophy describe los cinco motivos principales por los que una mujer querría asesinar a su marido y repasa las armas que podrían ser utilizadas. Así, por ejemplo, dice que nunca optaría por el veneno porque "¿quién quiere cargar con un marido enfermo?". Tampoco aconseja contratar a un sicario porque "un gran número de ellos te delatan a la policía". "Si se supone que el asesinato debe liberarme, desde luego no quiero pasar el resto de mi vida en la cárcel", reflexionaba. 

RELACIONADO: Más noticias de sucesos en 'Tu Otro Diario' 

Precisamente esto es lo que podría sucderle a Nancy Crampton-Brophy si, como sospecha la Policía, se demuestra que fue la asesina de su marido. "Basándose en la información recabada durante la investigación, los detectives creen que que Nancy L. Crampton-Brophy es sospechosa del asesinato de Daniel C. Brophy", dice la Policía de Portland en un escueto comunicado. 

Los hechos ocurrieron el pasado 2 de junio en el Instituto Culinario de Oregon, donde su marido trabajaba como profesor de cocina. Muy querido de sus alumnos y compañeros, apareció de pronto muerto por heridas de bala y en un charco de sangre. La Policía no podía explicárselo. 

Aquellos días Nancy se mostró consternada y pidido a sus amistades más cercanas que no la llamaran en un publicación de Facebook en la que dijo estar muy triste. "mi mairdo y mejor amigo, el chef Dan Brophy fue asesinado ayer por la mañana. Para aquellos de vosotros más cercanos a mí que penséis que esto merece una llamada, tenéis razón, pero estoy ahora esoty luchando por encontrarle el sentido a todo esto". La novelista partició también en la vigilia que se ledidicó al chef en el instituto en el que trabajaba y donde fue arropada por cientos de personas. 

RELACIONADO: Un hombre mata a cinco personas y después se quita la vida en California (EEUU)

Tras 27 años de matrimonio Nancy Crampton-Brophy y Daniel Brophy eran supuestamente una pareja bien avenida, que compartían gustos y aficiones, entre ellos el humor negro. Brophy era recoerdado entre sus alumnos por su originalidad. Cuando alguno olvidaba el gorro de cocina le boligaba a ponerse alguno de los sombreros de su colección, que podía ser de estilo mexicano o un casco. Compartía con sus estudiantes bromas y excursiones al campo en busca de ingredientes frescos. La propia Nancy escribió en su blog como autora "tenemos nuestros altos y bajos", pero puntualizaba "más tiempos buenos que malos"

Aún falta por conocer la versión de Nancy Crampton-Brophy. Su abogado ha rehusado hacer declaraciones y todo el mundo ignora cuáles pudieran ser sus motivos. La familia de Brophy se muestra en estado de shock y también ha rehusado hacer comentarios. 

"Creo que es más fácil desear la muerte a la gente que de verdad matarla. Además, no quiero preocuparme por los trozos de cerebro o la sangre en mis paredes... Y, de verdad, no soy buena recordando mentiras", decía en el mismo texto. "Lo que sé del asesianto es que todos los llevamos dentro si se empuja lo suficiente"