Un niño de cinco años que quiere acabar con el hambre en el mundo desata una inmensa ola de solidaridad

Austin Perine se ha convertido en un ejemplo para su comunidad

por Tu otro diario /


Puede que Austin Perine sea todavía muy pequeño, pero ya ha demostrado tener un gran corazón. A sus cinco años, se ha convertido en una inspiración en redes sociales y en el consuelo diario de las personas sin hogar de su ciudad, Birmingham, en Alabama, en Estados Unidos: vestido como un superhéroe de leotardos azules y capa roja, reparte cada semana de la mano de su padre,  TJ Perine, comida, bebida y abrazos entre los más necesitados

Austin Perine Facebook

Austin Perine se viste de superhéroe para repartir comida y sonrisas entre las personas sin hogar (Austin Perine / Facebook).

Su ejemplo, que su padre divulga en redes sociales bajo la etiqueta #showlove (muestra amor), ya ha cundido en su comunidad y muchos vecinos se han sumado a la iniciativa. No solo eso: Burger King le ha asignado 1.000 dólares al mes (unos 860 euros) para que Austin pueda cumplir su misión y acabar con el hambre en su ciudad. Y un crowdfunding abierto en Internet para colaborar en las donaciones ha llegado a recabar 41.000 dólares (unos 35.000 euros) "'Show love' significa que te preocupas por la gente sin importarte su aspecto", explicaba el pequeño, feliz, a la cadena de televisión CNN. 

RELACIONADO: Un niño de 12 años devuelve un sobre que encontró en Tenerife... ¡con 2.000 euros!

Cuenta su padre que Austin siempre ha sido un niño muy sensible. "Quiere ver a todo el mundo feliz". En su inclinación por el cuidado de los demás tiene mucho que ver su hermano de 16 años, que es autista, y a quien desde su más tierna infancia se encarga también de cuidar y ayudar a comer. "Es como otro padre para él"

Austin Perine Facebook

Austin Perine con una de las perosnas a las que ayuda  (Austin Perine / Facebook).

Su actual 'misión' se remonta al pasado mes de marzo y arrancó como consecuencia de un documental. En él un bebé de oso polar era abadonado por su madre, se quedaba sin hogar, y Austin se sintió abrumado. Más aún cuando su padre le contó que eso también les sucedía a algunas personas. Con un enorme disgusto pensó que él no podía ayudar al animal, pero sí que podía aliviar a las personas que se encontraban en esa situación en su ciudad. Su padre, conmovido por su arranque de solidaridad, no pudo menos que acompañarle. Desde entonces no han faltado a su cita. 

RELACIONADO: El generoso gesto de Adam con un hombre mayor al que no conocía le ha hecho merecedor del aplauso de las redes sociales

La labor de Austin es ya tan conocida que incluso la ha comentado el alcalde de Birmingham, Randall Woodfin, que se refiere al pequeño como "el embajador de la ciudad". "Es un miembro de nuestra generación más joven quien entiende la importancia de ayudar a los demás. Todos queremos apreciarlo y demostrar la importancia de enseñar amor". 

Las personas a las que ofrece su ayuda también se muestran muy conmovidas. "Es gracias a ti por lo que quiero ser una mejor persona. Muestras amor allá por donde vas, ¿verdad?", le comenta un hombre en una de sus salidas. "Sí", le dice mientras le proporciona un bocadillo y un refresco. Tanto el padre de Austin como los responsables de los servicios sociales de su ciudad esperan que el ejemplo de Austin sirva para obtener más recursos y poder atajar esa lacra que es la pobreza y la carencia de vivienda

Algunas de las personas que viven en la calle son drogodependientes o padecen enfermedades mentales. Y el pequeño ya se ha dado cuenta de que necesitan algo más que comida. "Austin y yo queremos construir un centro con especialistas que pueden ayudarles". Es su siguiente sueño. Y este superhéroe ya ha demostrado que sus poderes hacen los sueños realidad.