Agentes de la Policía Nacional colaborarán en la investigación del asesinato de Arantxa López en Costa Rica

La familia de la fallecida pidió al Gobierno que interviniesen efectivos de la Guardia Civil

por Europa Press /


Fuentes de la Policía han señalado a Europa Press que los dos agentes, especialistas en resolución de homicidios, son un inspector y un policía que pertenecen a la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional. La familia de Arantxa López, la alicantina de 31 años encontrada muerta en Tortuguero, había trasladado este mismo viernes a al delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, una petición para que efectivos de la Guardia Civil se desplacen a Costa Rica para colaborar en la investigación.

arantxa-facebook

Arantxa López Gutiérrez, la turista cuya muerte se está investigando en Costa Rica, en una imagne compartida por su marido. (El Manifiesto de un Ángel/Facebook).

La subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador, acompañó a la familia, que le realizó la misma petición. Ahora, los dos efectivos de la Policía Nacional tratarán de determinar las circunstancias de la muerte de Arantxa López, cuyo cadáver se encontró el sábado pasado en las inmediaciones del hotel en el que se alojaba.

La pareja sentimental de Arantxa, miguel Ángel Escribano reprochó a las autoridades españolas que nadie les advirtiera del peligro: "Los españoles hoy en día por fortuna viajamos por todo el mundo a destinos más o menos peligrosos y nosotros decidimos el riesgo que asumimos en cada momento, pero ojo, no buscamos la muerte, consultamos en los archivos del Ministerio de Exteriores, que son los expertos para cada destino, y tomamos nuestras medidas de precaución para que no nos pase nada", explicó Miguel Ángel Escribano, la pareja sentimental de Arantxa. 

RELACIONADO: La principal hipótesis tras el crimen de la turista muerta en Costa Rica

"Tortuguero nos decían que era un lugar muy seguro en el que nunca sucedía nada, el guía local que viajaba con nosotros, incluso el hotel, no nos avisó de ningún riesgo y después de la tragedia nos fuimos enterando de cosas que, parece ser, no sabía nadie", ha declarado. Según ha explicado, las playas de Tortuguero estaban siendo patrulladas día y noche por la Policía y durante su estancia tuvieron que retirarla para atender otros asuntos de ese destacamento de Policía, algo de lo que no fueron alertados.

Escribano, acompañado por la madre de Arantxa y otros familiares de la joven que no tomaron la palabra, reclamó este jueves a los investigaores  de la Policía Judicila de Costa Rica los más máximos esfuerzos para dar con el responsable. "En esta tragedia hay un solo culpable y es el cobarde asesino, hay que encontrarlo, no descansen señores costarricenses, me lo deben a mí y a mi familia, nos lo deben a los españoles que vamos a Costa Rica". También, ha definido al responsable como "un maldito indeseable, un despojo de la condición humana".