Un niño de 12 años devuelve un sobre que encontró en Tenerife... ¡con 2.000 euros!

'Esas buenas acciones merecen la atención de toda la sociedad y de todos nosotros', reconoce el alcalde de Tegueste, José Manuel Molina

por Europa Press /


No se conoce su identidad aunque el gesto de honradez que tuvo ayer no se olvidará en mucho tiempo. Un niño de 12 años de Tegueste, en Tenerife, encontró este miércoles un sobre que contenía nada más y nada menos que 2.000 euros en billetes de 50. En vez de esconderlo para disfrutar del botín, el pequeño demostró ser todo un ejemplo de honestidad y lo llevó a la Policía Local de la Villa, que ya lo ha podido entregar a su dueño, un vecino del barrio de Pedro Álvarez. 

Billetes

El sobre contenía 2.000 euros en billetes de 50 (Gtresonline)

Los hechos ocurrieron ayer, cuando el menor y su madre atravesaban la Caterretera General TF-13 a la altura del Óvalo, un lugar donde se ubican varias entidades bancarias que existen en el municipio. En ese momento, el chico encontró en el suelo un sobre, lo cogió y, como es lógico, la curiosidad le llevó a abrirlo descubriendo que había 2.000 euros en su interior.

RELACIONADO: Otras noticias de sociedad e interés humano en 'Tu Otro Diario'

Tras verlo, ambos acudieron inmediatamente a las dependencias de la Policía Local de Tegueste. Los agentes, gracias a un recibo que había dentro del sobre, pudieron localizar al dueño y hacer entrega del dinero con un sentimiento de satisfacción no solo porque "resulta gratificante ver acciones de civismo de esta naturaleza, sino además porque el dueño del dinero pudo recuperarlo". 

El alcalde de Tegueste, José Manuel Molina, quiso agradecer a la Policía Local el trabajo desempeádo por los agentes y mostró su orgullo por la muestra de altruismo del joven. "Muy a menudo son noticia los gestos de personas que encuentran dinero y objetos de valor perdidos y los devuelven a sus dueños sin reclamar recompens", reslató el alcalde.  "Esas buenas acciones merecen la atención de toda la sociedad y de todos nosotros. No es la primera vez que esto ocurre pero este caso dice mucho de la naturaleza humana y compensa otros comportamientos que son noticia otros días", sentenció Molina.