Rescatan a 11 niños de un 'campamento de los horrores' en el desierto de Nuevo México

Las autoridades han revelado que los pequeños estaban siendo entrenados con armas para cometer atentados

por Tu otro diario /


"He sido policía durante 30 años y nunca vi algo como esto. Es increíble". Son las declaraciones de Jerry Hogrefe, el jefe de policía del condado Taos, en Nuevo México, tras el macabro hallazgo de un campamento en el desierto en el que 11 niños de entre 1 y 15 años permanecían retenidos. La Policía detuvo el el pasado viernes a cinco adultos y ha revelado ahora al presentar los cargos que uno de ellos, Siraj Ibn Wahhaj, estaba dirigiendo un entrenamiento con armas para enseñarlos a cometer atentados. Consideran a Siraj Ibn Wahhaj un radical líder de un extraño grupo

Campamento Nuevo México Captura de Pnatalla de Telecinco

Imagen del macabro campamento hallado en el desierto de Nuevo México (Captura de pantalla de Telecinco).

Según la BBC los pequeños vivían en condiciones de miseria y desnutrición, apenas tenían comida y el lugar estaba infestado de basura. "Parecían refugiados del tercer mundo", dijo Hogrefe. En el lugar fueron incautadas varias armas, entre ellas un rifle AR15, cinco cargadores de 30 cartuchos y cuatro pistolas cargadas. Todo el emplazamiento estaba rodeado de neumáticos con los que amortiguar los disparos. En el momento de la intervención policial los detenidos no opusieron resistencia. 

RELACIONADO: Más noticias de sucesos en 'Tu Otro Diario'

La investigación que ha dado  como resultado el hallazgo del sórdido campamento comenzó el pasado diciembre cuando una mujer de Atlanta denunció que su marido, Siraj Ibn Wahhaj, se había llevado a su hijo de tres años y no tenía noticias de él. El pequeño padecía convulsiones y problemas de salud que le impedían caminar y, según la madre, su padre le dijo que le iba a practicar un exorcismo. La Policia de Taos y el FBI buscaban desde entonces al pequeño. 

En un primer momento no hallaron en el campamento rastro del niño desaprecido; sin embargo, este martes, la oficina del sheriff anunció que habían encontrado los restos mortales de un niño que aún no ha sido oficialmente identificado

Entre los detenidos, además de Siraj Ibn Wahhaj, se encontraban otro hombre adulto y tres mujeres, presumiblemente las madres los niños encontrados en el campamento.