Por qué esta pareja de jubilados estuvo a punto no poder cobrar su boleto premiado con...¡65 millones de euros!

Cuando se enteraron de que su boleto sí había sido premiado no se lo podía creer

por Tu otro diario /


La mansión que estos dos jubilados escoceses se piensan comprar en Barbados les ha costado semanas y semanas de incertidumbre tras saber que su boleto del Euromillones había sido premiado y que eran millonarios. ¿La razón? El lotero de la sucursal donde fueron a comprobar sus número rompió el boleto y lo tiro a la papelera delante de sus narices. Y no fue por envidia o porque los 57,9 millones de libras (65 millones de euros) con los que estaba premiado el ticket no fueran a parar a su cuenta del banco. Es algo más simple que todo eso. La máquina con la que se comprueban los números tardó más de lo normal en avisar de que estaba premiado e inmediatamente lo rompió y lo tiró a la papelera, como hace siempre que un boleto no resulta ganador. 

Los Higgins

Los Higgins (Cordon Press)

Todo ocurrió a principios de julio. Fred y Lesleey Higgins fueron a comprobar el boleto del Euromillones que habían comprado con todas las esperanzas del mundo puestas en que fuera premiado. Llegaron al local y el dependiente pasó por la máquina el ticket. El aparato debería haber pitado en cuanto leyó el código aunque, por incógnitas si resolver de la tecnología, tardó más de lo normal y el empleado rompió el billete y lo depositó en la basura, ya que supuestamente no tenía valor alguno. Segundos después dio el aviso, aunque ya era demasiado tarde. Los Higgins habían ganado nada más y nada menos que 65 millones de euros pero no tenían el ticket íntegro.

RELACIONADO: Un hombre hereda una fortuna pero se queda con las ganas de convertirse en millonario

Por si acaso, el matrimonio decidió volver a comprobarlo a través de Internet y, efectivamente, eran ganadores. Les dijeron que era necesario hacer una investigación para comprobar que no fuera una estafa, así que tuvieron que esperar. Después de hacer todas las comprobaciones necesarias, quedó claro que el boleto era suyo y que, obviando que estaba partido en dos, podían leerse claramente los números premiados.

RELACIONADO: Apostó con sus padres a que sería millonario antes de los 18 años ¡y ganó!

Euromillones

Estuvieron a punto de no poder recibir el dinero (Cordon Press)

El señor Higgins es un trabajador de Audi jubilado, y su mujer, que era contable, dejó su empleo semanas después de ganar el premio y se prejubiló. El primer capricho que se han dado ha sido comprar un nuevo coche, un Audi Cabriolet. También tienen la vista puesta en una mansión en Barbados, en pleno Caribe. Y ambos, que llevan casados 35 años, han decidido olvidarse de las preocupaciones y darse todos los lujos que hasta ahora no han podido. Además, el 20 de agosto es su aniversario y también será el cumpleaños del señor Higgins, así que lo celebrarán por todo lo alto. "Inevitablemente nuestras vidas han cambiado para siempre", reconoce la feliz ganadora.