Pionyang comienza a desmontar una de sus bases de misiles

Kim Jong-un prometió a Donald Trump desmontar el banco de pruebas para motores de proyectiles en junio

por EFE /


Corea del Norte ha comenzado a desmantelar su base de misiles de Sohae, según muestran fotos tomadas por satélite y publicadas este martes, un gesto importante que puede hacer avanzar el diálogo con Washington sobre desnuclearización. Fue el líder norcoreano, Kim Jong-un, el que prometió al presidente de EEUU, Donald Trump, desmontar el banco de pruebas para motores de proyectiles de este centro de lanzamiento, desveló en su momento el propio mandatario estadounidense tras la histórica cumbre que ambos mantuvieron el 12 de junio en Singapur.

Imagenes satélite Corea

Imagen del satélite que muestra la base de Sohae, en Corea del Norte (EFE)

Las imágenes, que fueron tomadas los pasados 20 y 22 de julio y que han sido divulgadas y analizadas este martes por la web especializada 38north, muestran que las obras para desmontar estructuras clave en la base de Sohae, en la provincia de Pyongang del Norte (noroeste del país, cerca de la frontera con China), arrancaron hará unas dos semanas. Las fotos captadas por satélites comerciales desvelan que el régimen ha comenzado a desmantelar el banco de pruebas para motores de combustible líquido, usado para desarrollar tecnología clave para los cohetes espaciales y misiles balísticos intercontinentales (ICBM) del programa de armamento norcoreano.

Por otro lado, una fuente de la inteligencia surcoreana consultada por la agencia Yonhap confirmó hoy a su vez lo que se aprecia en algunas de las fotografías: que el Ejército norcoreano ha comenzado a desinstalar también una grúa en la zona de lanzamiento. Concluida en torno a 2011, Sohae está considerada la principal base del llamado programa espacial norcoreano y ha sido escenario de tres importantes lanzamientos.

RELACIONADO: Corea del Norte desmantelará su base nuclear en mayo ante expertos y periodistas

Los lanzamientos -realizados en abril y diciembre de 2012 y febrero de 2016- se llevaron a cabo para intentar poner en órbita satélites del programa Kwangmyongsong (estrella brillante), algo que la comunidad internacional consideró una excusa para probar tecnología ICBM y que el Consejo de Seguridad de la ONU acabó sancionando en consecuencia. Seúl quiso valorar hoy positivamente el gesto del régimen tras conocerse la noticia.

El desmantelamiento de Sohae puede contribuir a acelerar el proceso de diálogo EEUU-Corea del Norte después de que ambas partes acordaran en Singapur mejorar lazos y trabajar para la "total desnuclearización" de la península a cambio de que Washington garantice la supervivencia del régimen. Sin embargo, la declaración firmada ha sido criticada por no especificar protocolos ni pasos concretos y la última visita a Pionyang del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha venido a subrayar las diferentes prioridades de las partes implicadas y la complejidad de un proceso que prometer ser muy largo.