El emotivo homenaje de los niños rescatados de una cueva en Tailandia al buzo que murió tratando de salvarles

Los 12 menores han rendido un sentido tributo a Saman Kunan, que falleció al quedarse sin oxígeno durante las tareas de rescate

por Tu otro diario /


Los 12 chicos de entre 11 y 16 años que fueron rescatados junto a su entrenador de una cueva en la que habían quedado atrapados más de dos semanas en Tailandia se recuperan a buen ritmo de las secuelas que les produjo su largo encierro. Desde el hospital donde permanecerán ingresados hasta el jueves, han querido homenajear al buzo que perdió la vida durante las labores de rescate, Saman Kunan, que falleció al quedarse sin oxígeno durante una de las inmersiones para buscar a los menores y salvarles la vida.

Niños Tailandia

Los chicos posaron con una imagen del buzo (Captura de pantalla de Antena 3).

RELACIONADO: Más sobre este caso que ha mantenido en vilo al mundo

Tras posar con la foto del buzo de la marina tailandesa que perdió la vida trágicamente, los chicos han firmado los márgenes de la foto, dedicándole sentidos mensajes de agradecimiento. Kunan murió cuando trataba de abrir una vía de oxígeno para que los menores, que llevaban ya más de 10 días atrapados, pudieran salir de la cueva. Los chicos rezaron por él y algunos de ellos se emocionaron al conocer el gran sacrificio del militar.

Niños Tailandia

Los menores, rezando por el militar fallecido (Captura de pantalla de Antena 3).

El pasado martes, por fin, se produjo la feliz noticia del rescate de los últimos niños que permanecían en la cueva y que tuvieron a todo el mundo con el corazón en un puño desde que se tuvo noticia de su accidente, que ocurrió el pasado 23 de junio, cuando fueron de excursión con su entrenador al finalizar un entrenamiento. Entraron en la cueva Tham Luang sin sospechar que una súbita tormenta inundaría la salida y les dejaría encerrados.

Niños Tailandia

La emoción estuvo presente en todo momento (Captura de pantalla de Antena 3).

Estuvieron nueve días perdidos y sin alimentos hasta que los encontraron a cuatro kilómetros de la entrada, el 2 de julio, y finalmente fueron rescatados entre los días 8 y 10 de julio. Los equipos de búsqueda y rescate, que llegaron a formar más de mil personas, los sedaron y transportaron en camillas y bajo el agua en los tramos inundados hasta la salida. El almirante Arpakorn Yuukongkaew, de la Armada tailandesa, reveló que cuando enteró la primera vez de la situación solo albergaba "una pequeña esperanza".

Niños Tailandia

Los menores escribieron mensajes de agradecimiento y apoyo a su familia (Captura de pantalla de Antena 3).

"Al final, esa pequeña esperanza se hizo realidad. Debo decir que lo hicieron muy bien, especialmente el entrenador. Por lo que sé, el entrenador era un monje (budista), así que conoce técnicas de meditación y las utilizó para calmar a los niños y lograr que usaran tan poco aire como fuera posible", detalló el militar. Las autoridades tailandesas van a convertir la cueva en un "museo viviente" y Hollywood prepara dos películas diferentes que narrarán el feliz rescate.