El Gobierno planea construir 20.000 pisos de alquiler a precio limitado

Se trata de una de las principales medidas del paquete de iniciativas anunciadas por el Ministerio de Fomento en materia de vivienda

por Europa Press /


El Ministerio de Fomento promoverá 20.000 viviendas para destinarlas a alquiler en los próximos cuatro o seis años con el fin de aumentar la oferta de este tipo de pisos y contribuir así a atajar al alza que está registrando su precio. Así lo anunció el titular del Departamento, José Luis Ábalos, que indicó que los pisos públicos de alquiler se levantarán en las ciudades con más tensiones en este mercado y en colaboración con las comunidades y ayuntamientos correspondientes.

Alquiler

Unas viviendas en construcción (Europa Press)

Esta es una de las principales medidas del paquete de iniciativas anunciadas por Ábalos en materia de vivienda con el fin último de "reorientar" la política en este ámbito por considerar que presenta "un reto de la máxima importancia". Así, según desveló, el primer paso de esta nueva política de vivienda ha sido la constitución de un grupo de trabajo interministerial para analizar medidas urgentes, y también de medio y largo plazo, en la materia, cuya formación se aprobó este mismo jueves en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

RELACIONADO: Los inquilinos dedican ya más del 40 por ciento de sus ingresos al pago del alquiler

En paralelo, y por lo que a Fomento respecta, Ábalos anunció el 'ascenso' del área de Vivienda en el seno del Ministerio, de forma que pasará a canalizarse en una Secretaría General, frente a la Dirección General a través de la que hasta ahora se gestionaba. Asimismo, se intentará "replantear" el Plan Vivienda 2018-2021 que dejó aprobado el anterior equipo del Ministerio para, entre otros objetivos, "mejorar las condiciones para que los jóvenes accedan a las ayudas al alquiler" y diseñar nuevas líneas de ayudas. 

Además, avanzó cambios fiscales tendentes a incentivar el mercado de alquiler de viviendas y una reforma en la legislación correspondiente para "equilibrar" los derechos de arrendatario y arrendador modificando los plazos máximos de alquiler y estableciendo "límites razonables" a las exigencias adicionales que se piden a la fianza en los contratos.