Meditación y agua limpia: el papel del entrenador fue clave para la supervivencia de los niños en la cueva de Tailandia

El joven, de 25 años, que había sido monje en el pasado, tiene el agradecimiento de los padres a pesar de que aún debe aclararse cómo y por qué se metieron en la gruta

por Tu otro diario /


Puede que al principio muchos criticaran a Ekapol Chantawong, el joven entrenador de 25 años que introdujo a su equipo de fútbol en la cueva de Tham Luang sin calcular que iban a quedar atrapados. Pero hoy, tras un rescate de película y con los niños ya a salvo, es considerado un héroe: se sabe que si sobrevivieron a la dura experiencia es gran parte gracias a los saberes y los consejos de este joven que hasta hace tres años, antes de unirse a los 'Jabalíes salvajes', vivía como un monje

Chicos Tailandia Hospital Cordon Press

Imágenes de los ninos atendidos en el hospital provincial de Chiang Rai. (Cordon Press). 

Las autoridades tailandesas han revelado que el joven desplegó toda una estrategia para mantener con vida a su equipo dentro de la cueva, calculando que tarde o temprano vendrían a buscarlos o podrían salir. Para empezar, repartió su comida entre los chicos (de hecho, cuando los encontraron era uno de los más débiles del grupo tras haber pasado nueve días sin ingerir nada). Fue también el entrenador quien sabía y les enseñó a beber agua limpia filtrada de las rocas. 

RELACIONADO: Así será la recuperación de los rescatados

A continuación enseñó a los niños a meditar como una forma de consumir menos oxígeno y conservar el máximo de energía hasta que los hallasen. Esta técnica también les ayudó a mantener la calma y la esperanza. Les explicó que si se mantenían tumbados y se movían poco aguantarían más. 

"Si no hubiera estado con ellos, ¿qué le habría sucedido a mi hijo?", se preguntaba la madre de uno de los chicos en la televisión tailandesa. "Cuando salga tenemos que curar su corazón. Mi querido Erk, nunca te culparé". Las familias de los niños ya se mostraron agradecidas al entrenador cuando el pasado domingo les pidió disculpas en una carta, antes de que fueran rescatados: "Todos los niños están bien. El equipo de rescate nos está cuidando. Prometo que yo también cuidaré de los niños lo mejor que pueda. Gracias por el apoyo y por favor aceptar mis disculpas".

RELACIONADO: Todas las noticias sobre un rescate de película que ha mantenido en vilo al mundo entero

El 'Washigton Post' se hace eco del testimonio de un amigo cercano de este joven, que se quedó huérfano con tan solo 10 años y vivía por ello en un monasterio, algo habitual en la región para los niños huérfanos. "Los quiere más que a sí mismo" asegura Joy Khampai. "No bebe, no fuma, es el tipo de persona que se cuida  y que enseña a los chicos a hacer lo mismo". 

Ekapol Chantawong se recupera en el hospital provincial de Chiang Rai tras haber sido rescatado en el último grupo. Al margen de lo que opinen las familias y la sociedad tailandesa se ignora si se le imputarán cargos  o se le castigará de alguna manera por todo lo sucedido, dado que el grupo de niños estab a su cargo. Las autoridades han eludido de momento contestar a esta cuestión.