Concluye con éxito el rescate de los doce niños y el entrenador atrapados en la cueva tailandesa

En el interior de la gruta ya solo quedan cuatro miembros del equipo de rescate

por Tu otro diario /


Lo que hace unas semanas parecía lejano ha ocurrido. Por fin han sacado de la cueva del norte de Tailandia a los 12 niños y a su entrenador de fútbol que quedaron atrapados el pasado 23 de junio. Con un esfuerzo titánico y el apoyo de varios países, los cuerpos de salvamento han logrado en tan solo tres días rescatar a los pequeños. El trabajo a contrarreloj ha sido imprescindible. Los últimos cuatro menores han podido salir al exterior junto al hombre que les acompañaba, su entrenador, poniendo fin a la angustia de los familiares, que habían acampado a la entrada de la cueva para conocer de primera mano la última información.

Tailandia

Los familiares de los niños esperan impacientes su salida (Getty Images)

El contingente internacional de buzos rescatistas volvió a entrar en la cavidad esta mañana a las 10.09 hora local (03.09 GMT) con el objetivo de regresar con las cinco personas que seguían en el interior de la cueva, en una gruta a unos cuatro kilómetros de la entrada, dijo Narongsak Ossottanakorn, portavoz del operativo.

RELACIONADO: Conoce a Fernando Raigal, el buzo español que ha participado en el rescate

"Hoy sacaremos a los cuatro niños y su entrenador", este era el positivo mensaje que ha lanzado Narongsak durante la rueda de prensa matinal una vez había arrancado la tercera y última misión. Cuando ha finalizado el rescate, la Marina ha confirmado que todos se encuentran en el exterior con un mensaje en su perfil de Facebook. "Los doce jabalíes (como se conoce a los chicos) y su entrenador están a salvo", indican.

RELACIONADO: El plan de rescate alternativo de Elon Musk, fundador de Tesla, para la cueva tailandesa

El rescate comenzó el domingo. Ese día fueron necesarias once horas para sacar al exterior de la cueva a los cuatro primeros. Tras un descanso de 14 horas para retomar fuerzas y volver a preparar el material, se retomaron las operaciones el lunes y se sacó a otros cuatro menores en nueve horas. "Algunos de los trabajadores necesitan descansar" señalaba ayer Narongsak. Horas después daba comienzo el rescate de los últimos que quedaban dentro, que ha finalizado con éxito. Los cinco han salido al exterior y solo falta que sean trasladados al hospital para conocer su estado de salud tras más de dos semanas dentro de la cavidad.

Los chavales, muchos de los cuales no sabían nadar, comenzaron a tomar sus primeras lecciones de buceo a comienzos de mes. Cada uno de ellos ha salido acompañado de dos profesionales, uno delante y otro detrás, que llevan la bombona de aire que le permite respirar. El chico llevaba una máscara que le cubría la cara y que le permitía estar en contacto directo con los buzos, quienes le iban indicando qué hacer.

RELACIONADO: Sin comida y del agua de la lluvia, así han sobrevivido los 12 niños y el entrenador atrapados 9 días en una cueva en Tailandia

Las precipitaciones eran una de las principales preocupaciones de las autoridades, y el principal motivo para acelerar el rescate porque el agua filtrada por el monte puede volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado. Equipos militares se encuentran en todo momento el exterior de la montaña con la tarea de bloquear la entrada de agua hacia los túneles subterráneos.