Se aplaza el juicio contra Juana Rivas después de que su abogado abandonara la sala tras discutir con el juez

Pretendía lograr un aplazamiento y el magistrado se negaba. Ante su salida dejando sola a su representada, el juez ha decidido fijar una nueva vista para el próximo 18 de julio

por Tu otro diario /


Hoy era un día crucial para Juana Rivas. Se iniciaba el juicio en el que se enfrenta a 5 años de prisión y seis de privación de la patria potestad por haberse escondido junto a sus dos hijos durante casi un mes en el verano de 2017, en lugar de entregárselos a su padre en virtud de una orden judicial. Pero su abogado, José Estanislao, se encuentra de baja médica. El sustituto, Juan de Dios Ramírez, que asiste a Juana en otros casos que tiene pendientes con la justicia, lo sustituyó en la vista de hoy. Trataban de lograr un aplazamiento, pero el juez se ha negado. El letrado ha discutido con él y, al no llegar a un acuerdo, ha abandonado la sala dejando sola a su representada.

Juicio Juana Rivas

Juana Rivas, en otro proceso judicial (Álex Cámara/Europa Press/Archivo).

Ante esta inusual situación, que el juez ha calificado de "esperpento", la vista ha quedado suspendida y se ha fijado otra que tendrá lugar el próximo 18 de julio. El juez ha denegado la suspensión al entender que si el letrado Juan de Dios Ramírez ha suscrito el escrito de defensa es porque ha ultimado todos los trámites del procedimiento penal, por lo que de aceptar la suspensión "tendría que sancionarle" porque "qué clase de profesional sería usted", le ha advertido el magistrado antes de que abandonara la sala. También le ha avisado de que estos hechos serán puestos en conocimiento del juzgado de guardia y del Colegio de Abogados de Sevilla.

RELACIONADO: Más noticias sobre el mediático 'caso Juana Rivas'

Después, el juez ha dado a Juana Rivas tres días de plazo para que elija a otro abogado o se le asignará uno de oficio. A la salida de los juzgados, la propia Juana ha asegurado que su abogado José Estanislao intentará personarse antes de tres días para impedir que sea designado uno de oficio. "Agradezco muchísimo que Juan de Dios Ramírez haya respetado mi decisión y se haya ido", ha explicado Juana, que ha asegurado que lo que ha ocurrido hoy no responde "a una estrategia procesal".

Sin embargo, el juez ha considerado "increíble" lo ocurrido, algo que, ha dicho, no le había pasado antes en sus 33 años de trayectoria profesional y le ha afeado su actitud a la acusada. "Esto es algo muy serio", le ha dicho a Juana Rivas.