Se resuelve una de las mayores incógnitas que rodeaban el crimen de la pequeña Laia en Vilanova

La menor, de 13 años, fue hallada muerta en el piso del único sospechoso, sobre el que pesan más de 70 indicios incriminatorios

por Europa Press/Tu Otro Diario /


La pequeña Laia apareció muerta en el piso de vive Juan Francisco López, vecino de los abuelos de la niña, el pasado 5 de junio, horas después de que su familia denunciara su desaparición. Francisco fue detenido ese mismo día y hasta el último momento ha intentado desvíar la atención pese a que todos los incidios que los agentes recabaron en el lugar de los hechos, más de 70, le incriminan. Según la investigación policial, el hombre habría interceptado a la niña cuando bajaba las escaleras hacia la calle, donde la esperaba su padre, y habría acabado con su vida, aunque él sostuvo en su declaración en la juez que había alguien más en la casa. Ahora, los datos definitivos de la autopsia han confirmado que murió asfixiada y han revelado que no sufrió agresión sexual.

El acusado del crimen de Vilanova

El único detenido y principal sospechoso del crimen, que niega los hechos (EFE).

Según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso, el informe forense determina que la menor fue asfixiada, sin llegar a determinar si fue estrangulada o ahogada de otro modo, aunque sí considera que pudo haber algún tipo de tocamiento. La autopsia también recoge que la niña tenía diversas lesiones de arma blanca perimortem -justo antes o justo después de morir-, que no fueron causa de la muerte, todas en la parte superior del cuerpo.

RELACIONADO: La versión de los hechos del acusado que los investigadores no se creen

El presunto homicida de la menor fue detenido la noche del lunes poco después de que ocurriera el crimen y, tras pasar a disposición judicial, ingresó el viernes en la unidad hospitalaria psiquiátrica del centro penitenciario de Brians I en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde sigue ingresado.

RELACIONADO: El resultado preliminar de la autopsia reveló que fue asfixiada

Para este jueves estaban citados en el Juzgado de Instrucción 1 de Vilanova i la Geltrú, que instruye el caso, más de una decena de testigos, entre los que están los dos tíos de la menor que hallaron el cadáver en casa del detenido, la exmujer del principal sospechoso, tres vecinos y agentes de los Mossos y la Policía Local que actuaron en el caso. Las declaraciones han comenzado a las 9.30 horas y está previsto que duren toda la mañana, han informado fuentes jurídicas, y en los próximos días se pedirán nuevos exámenes psicológicos al detenido, que no está previsto de momento que vuelva a declarar.

El abogado del presunto homicida de una menor en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Álex Zaragüeta, ha explicado este jueves que la hija del investigado llamó a su madre -expareja del detenido- porque tenía un "comportamiento extraño" el mismo día en que presuntamente cometió el crimen. En una declaración a los medios antes de entrar en los juzgados de Vilanova i la Geltrú, ha indicado que la expareja del investigado "declaró ante la policía" que su hija -menor de edad- le pidió que la fuera a buscar ante el comportamiento extraño de su padre.

RELACIONADO: El acusado no respondió ante los Mossos d'Esquadra pero sí ante la juez

El Juzgado de Instrucción 1 de Vilanova decretó el pasado jueves por la noche prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido por los presuntos delitos de homicidio o asesinato y de agresión sexual.