Pablo Iglesias e Irene Montero hablan por primera vez tras la polémica por su chalé de 600.000 euros

Han compartido un comunicado en sus redes sociales en el que desvelan incluso la cuota mensual que abonarán por la hipoteca

por Tu otro diario /


El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria de la formación morada, Irene Montero, han querido salir al paso hoy de la polémica generada ayer cuando se conoció la adquisición por su parte de un chalé en Galapagar valorado en algo más de 600.000 euros que lleva más de 24 horas en el ojo del huracán y que ha provocado un gran debate en las redes sociales. Precisamente han sido los perfiles de Facebook de la pareja, que espera mellizos para el próximo otoño, el medio elegido para justificar la importante decisión que han tomado. "Llevamos mucho tiempo buscando una casa en el campo donde poder avanzar en nuestros proyectos como familia y en concreto para poder cuidar a nuestros hijos con algo de intimidad", han explicado.

Chalé Iglesias y Montero

Los políticos acaban de comprarse una chalé en Galapagar (GTresonline).

La pareja compartirá con sus pequeños y con sus tres perros un chalé de 268 metros cuadrados sobre una parcela de 2.000 metros con piscina en Galapagar. Según desveló 'OK Diario', la casa tiene tres dormitorios, dos baños, chimenea, jardín con piscina y un pequeño huerto, así como una casita de madera para invitados separada de la vivienda principal. La casa, de estilo neocolonial, tiene vigas de madera vistas y calefacción por suelo radiante. La cocina está integrada en el salón y en el exterior la vivienda tiene un pequeño porche. El precio de la casa originariamente era de 660.000 euros, aunque finalmente se lo han rebajado y el importe final se ha quedado en 615.000. Han solicitado una hipoteca de 540.000 euros a 30 años para hacer frente a la compra, y se les quedará una cuota mensual de algo más de 1.600 euros, algo más de 800 euros cada uno.

RELACIONADO: Irene Montero y Pablo Iglesias anuncian que serán padres de mellizos

"Sabemos que muchas familias españolas, incluso con dos sueldos, no pueden permitirse una hipoteca así, y por eso entendemos que es tan importante defender salarios dignos para todos y todas. También basta ver los precios de la vivienda en Madrid para saber que elegir un sitio para construir un hogar no es una tarea sencilla para la mayoría de españoles y españolas, y por eso también decidimos buscar más cerca del campo. La realidad es que nuestros sueldos, que son públicos y que son decididos por la Asamblea Ciudadana de Podemos, nos han permitido emprender este proyecto", explican.

Chalet Iglesias y Montero

Este es el jardín de la casa con la piscina al fondo (Idealista).

En Galapagar además "viven muchos amigos con los que nos gustaría que nuestros hijos pasen tiempo. Para nosotros es difícil no llamar la atención desde el momento en que pisamos la calle y nos gustaría que nuestros hijos puedan vivir su infancia de la forma más normal posible", han asegurado. También desvelan que han pagado la entrada de la vivienda "con una parte de nuestros ahorros". "Irene ha necesitado para ello pedir un préstamo a su padre. El padre de Irene ha trabajado toda su vida como mozo de mudanza y su madre es profesora de educación infantil. Los padres de Pablo han ganado más. Su padre es inspector de trabajo (jubilado) y su madre abogada laboralista (jubilada). Tenían buen sueldo, sobre todo su padre, y le dejarán una herencia que nos ayudará", han contado.

RELACIONADO: El curioso 'sorteo' de Pablo Iglesias e Irene Montero sobre los nombres de sus hijos

La noticia de la compra provocó ayer un enorme revuelo porque muchos acusaron a Pablo Iglesias de falta de coherencia, porque hace seis años criticó al entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, por comprarse una casa por 600.000 euros. En su comunicado de hoy, la pareja se refiere también aquello: "Ambos pagaremos en 30 años, algo más de la mitad de esa cantidad cada uno. Y lo pagaremos para comprar una casa en la que vivir, no con la que especular. Y en todo caso siempre hemos afirmado que a los ministros y a cualquier cargo público hay que criticarles por sus políticas o eventualmente por su corrupción, no por gastarse su dinero en lo que quieran mientras lo hagan de forma honrada. Y eso aunque nosotros consideremos que los cargos públicos deberían tener sueldos más ajustados y nos lo apliquemos". 

"Para nosotros es una suerte poder emprender este proyecto de vida y de familia, pero aún así tenemos la sensación de que con nosotros se hacen cosas que no se hacen con otros representantes públicos. Se han publicado fotos de nuestra casa, incluso de las habitaciones con los muebles de los anteriores propietarios. Nos persiguen paparazzi cuando vamos al hospital, al notario o a sacar a los perros", se ha quejado la pareja, que ha defendido su derecho a la intimidad. "Sabemos que nos criticarán hagamos lo que hagamos. Nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo lo mejor que sabemos y construyendo un proyecto de vida que nos hace felices", han concluido.