La madre de la joven muerta en un campo de tiro en Granada revela las amenazas que sufría

Cientos de personas se han reunido a las puertas del Ayuntamiento de Granada para mostrar su dolor y pedir que salga la verdad tras la muerte de Mar C. de un disparo por parte de su pareja

por Tu otro diario /


A los padres de Mar C. no les cabe duda de que lo sucedido fue un asesinato, una hipótesis que también maneja la investigación policial y que se desprende de las autopsias practicadas a los dos jóvenes, cuyos cuerpos sin vida aparecieron el pasado 10 de mayo en el campo de tiro de Las Gabias, en Granada. "En ningún caso fue un accidente", subrayaban tanto el padre de la joven, Herminio Contreras, como la madre, María del Mar Chambó, durante la concentración que este domingo reunió a medio millar de personas frente a las puertas del Ayuntamiento de Granada en repulsa por su muerte. "El asesino sabía muy bien lo que hacía", han asegurado. Ambos entienden que una manera de hacer "justicia" sería que la investigación, a punto de cerrarse, concluyera que así fue.

Padres Mar C. Granada

Los padres de Mar durante la concentración de este domingo en Granada (EFE). 

Al convencimiento de que fue un asesinato llegan por los indicios que dicen tener de mensajes de audio de WhatsApp de su hija, que nunca les habló de los problemas psicológicos que supuestamente padecía su exnovio, algo de lo que hoy se lamentaba su madre, la cual ha leído un comunicado para pedir que lo ocurrido no quede como un accidente: "A mi hija me la han matado, me la han robado". Según ha indicado Chambó a 'Granada Hoy', el joven José Miguel F., de 24 años, con quien había mantenido una relación con idas y venidas, llegó a proferir amenazas muy claras. "El le decía: 'Yo me voy a quitar la vida y te voy a llevar por delante". 

RELACIONADO: Los resultados preliminares de la autopsia apuntan a un homicidio

También una amiga suya, Jennifer Megías, descibe una relación problemática, marcada por el acoso. "Si no le contestaba por Whatsapp, la llamaba por teléfono. Si no se lo cogía, se presentaba donde estaba ella. Era un acoso continuo. Eso que algunos medios han dicho de que era una relación muy feliz era mentira. La relación era muy tóxica. Un mes estaban bien, luego tres meses mal". El jueves pasado nadie del entorno de la joven sabía que había vuelto a quedar con él. Su madre pensaba que cenaría con una amiga. Hablé con Mar hasta las cuatro y pico de la tarde y no me contó que había hablado con él ni nada, pero en otras peleas, cuando volvía a verlo, nos lo decía después y le decíamos que por qué había hecho eso. Sabía que nosotras le regañábamos, ella a lo mejor no nos decía nada porque lo que quería era verlo", cuenta Jennifer.

RELACIONADO: Más noticias de sucesos en 'Tu Otro Diario'

En el escrito que los padres leyeron en la concentración de esta domingo, en la que se ha exhibido una foto de su hija, la madre ha relatado lo "orgullosos" que sus padres, ahora "más solos y desmoronados", estaban de ella. "Querías ser una gran modelo y también psicóloga porque decías que tenías el don de ayudar a todo el que lo necesitaba", ha leído su madre, dirigiéndose a su hija en segunda persona. Ha pedido además que todo el que sepa algo que sirva para ayudar, que lo diga, y ha deseado que esto "no le vuelva a pasar a nadie". Durante el acto, al que asistieron también el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, además de compañeras de la fallecida, que estudiaba en la Facultad de Filología Hispánica, se han coreado consignas como "No estamos todos, nos falta Mar" o "No son arrebatos, son asesinatos", en la línea de las pancartas exhibidas.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Santa Fe (Granada) está a la espera de recibir el atestado de la Guardia Civil sobre los hechos. Las diligencias continuarán de momento en este juzgado, que solo se inhibirá en favor del de Violencia sobre la Mujer de Granada en el caso de que se determine que se trata de un asunto de violencia de género.

RELACIONADO: José Miguel F. sufría brotes psicóticos

De conversaciones de audio por WhatsApp que la chica mantuvo con una amiga, a las que ha tenido acceso Efe, se deduce que el joven tenía problemas psicológicos relacionados con la "bipolaridad, la ansiedad y el trastorno persecutorio", y que las idas y venidas de la relación entre ambos estaban motivadas por esa circunstancia, que ella nunca contó a sus padres. Además del resultado de las autopsias practicadas en su momento, los investigadores tienen en cuenta a la hora de elaborar una conclusión definitiva circunstancias como que los dos disparos mortales se efectuaron en un intervalo de tiempo muy cercano y que no hubo llamada de auxilio ni gritos tras producirse el primero de ellos.