Se cumplen 15 años del crimen de Sandra Palo, uno de los más crueles de nuestra historia reciente

Cuatro jóvenes, tres de ellos menores, mataron en 2003 a la chica, que tenía 22 años y una leve discapacidad. Solo uno de sus asesinos permanece hoy en prisión

por Tu otro diario /


El caso de Sandra Palo conmocionó brutalmente a la sociedad española aquel 17 de mayo de 2003. La joven, que padecía una dispacidad leve, esperaba el autobús junto a un amigo cuando un coche en el que viajaban cuatro chicos de entre 14 y 18 años se detuvo y los obligó a entrar. Al joven le robaron y luego le echaron del coche. Pero para ella tenían otros planes mucho más macabros: la llevaron a un descampado y abusaron repetidamente de ella. Cuando Sandra se disponía a vestirse para alejarse del lugar, los agresores pensaron que ella podría identificarles y, como todos tenían antecedentes penales, decidieron evitarlo.

Quince años sin Sandra Palo

Manifestación encabezada por los padres de Sandra Palo para pedir dignidad para las víctimas de estos crímenes (Cordon Press).

Francisco Javier Astorga, alias 'El Malaguita', de 18 años, se puso al volante del Citroën ZX rojo con el que secuestraron a Sandra y la atropelló hasta siete veces. No contentos con eso, como su víctima aún permanecía semiincosciente, fueron hasta una gasolinera, compraron una garrafa de gasolina, rociaron a Sandra con ella y le prendieron fuego. La joven falleció como consecuencia de las graves heridas del atropello y las quemaduras. A la mañana siguiente, un camionero encuentra el cuerpo sin vida de Sandra en una cuneta en Leganés. Sus asesinos fueron detenidos en junio de ese mismo año.

RELACIONADO: Veinticinco años sin Anabel Segura: un secuestro con trágico final que tuvo en vilo a España

Además de 'El Malaguita', participaron en este cruel crimen Ramón Santiago y José Ramón Manzano, ambos de 17 años, y Rafael García, 'El Rafita', que tenía 14 en el momento de los hechos. Solo 'El Malaguita' permanece aún en prisión, ya que fue condenado a 64 años de cárcel por violación y asesinato con los agravantes de alevosía y ensañamiento. Los dos jóvenes de 17 años cumplieron condena hasta 2012 y los dos han continuado delinquiendo. El menor de los acusados, 'El Rafita', cumplió 4 años de internamiento en un centro de menores y cinco de libertad vigilada. También ha reincidido en diversas conductas delictivas que le llevaron de nuevo brevemente a la cárcel en 2013.

RELACIONADO: Más sucesos en 'Tu Otro Diario'

La familia de Sandra Palo también ha vivido estos 15 años como una condena. Han luchado para que se revise la Ley del Menor, para que crímenes tan horrendos como el que acabó con la vida de Sandra no caigan en el olvido. Su madre, Marimar Bermúdez, no ha dejado de pelear en estos tres lustros y ha convocado una concentración el próximo sábado en la Puerta del Sol de Madrid para reclamar una vez más el endurecimiento de las penas para crímenes tan graves como el de su hija cometidos por menores de edad.

Los tres condenados por el asesinato de Sandra Palo que eran menores en el momento de los hechos y que están actualmente en libertad acumulan 47 detenciones en 10 años, por lo que parece claro que no ha habido reinserción. Francisco Javier Astorga, sin embargo, está interno en la cárcel de Herrera de la Mancha, donde comparte patio con otros conocidos delincuentes, como José Bretón, condenado por haber matado a sus dos hijos, Tony King, el asesino de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes o Antonio Ortiz, el pederasta de Ciudad Lineal.